Pastora evangélica muere al explotarle chimbo de gas

Una pastora evangélica murió este sábado en la madrugada a consecuencia de haberse quemado completamente por la explosión de un cilindro o “chimbo” de gas, en su casa de habitación, ubicada en Roatán, Islas de la Bahía.

La malograda es Deysi Nohemí Valladares Damas, de 51 años de edad, y actual presidenta de la Asociación de Pastores Evangélicos de Islas de la Bahía y encargada de la congregación Mi Viña, de esa zona insular del país.

Según el hijo de la evangélica, Francisco Joel Torres, todo sucedió el jueves de la semana pasada, a eso de las 6:30 de la tarde, cuando la fémina se encontraba cocinando alimentos.

Supuestamente, la pastora sintió que en la cocina de su vivienda emanaba un tremendo olor a gas.

Al darse cuenta que en esa habitación había una fuga salió corriendo de su casa, para pedir auxilio.

Sin embargo, la mujer olvido su teléfono y volvió a ingresar a la cocina para recogerlo y llamar al Cuerpo de Bomberos. Lamentablemente la fémina apagó un abanico, algo que originó un chispazo, que consecuentemente dio origen a una explosión que la afecto gravemente.

Los restos de la fémina fueron retirados de la morgue capitalina, tras morir en el Hospital Escuela Universitario.

Después del accidente doméstico, Valladares Damas quedó con quemaduras de segundo grado en casi todo su cuerpo, siendo trasladada al hospital de la zona.

Como las llagas eran de gravedad, los médicos de ese sector remitieron a la mujer hasta el Hospital Escuela Universitario, de Tegucigalpa, siendo trasladada con vida en un vuelo “chárter”.

Al llegar al centro asistencial, la mujer fue ingresada de emergencia a la sala de Cuidados Intensivos del Bloque para Quemados, donde lamentablemente hoy los internos dieron aviso que había fallecido a eso de las 5:00 de la mañana, al no resistir las llagas internas sufridas durante el accidente.

Posteriormente el cadáver de la evangélica fue trasladado hacia la morgue capitalina, lugar donde fueron reclamados los restos por sus cercanos parientes.

Entre sollozos y tristes recuerdos, el hijo y demás personas que conocieron en vida a Deysi Nohemí la recordaron como una mujer bondadosa y dedicada a ayudar a las demás personas.

Familiares y otros religiosos llegaron a despedir el féretro de la pastora evangélica.

Entre los logros hechos por la cristiana mujer esta que hace unos meses anduvo ungiendo por aire toda la ciudad de Roatán, buscando la salvación para todos los pobladores de dicha zona.

Además la mujer era la encargada de recolectar juguetes para niños, porque era la coordinadora de la “Bolsa Samaritana” de la iglesia Mi Viña. Hoy mismo el féretro de la mujer fue trasladado a Islas de la Bahía, donde será enterrada.