Ensabanado era un policía recién graduado

Un joven que se acababa de graduar como agente para ingresar a la Policía Nacional fue encontrado este lunes sin vida, completamente torturado y enrollado en sábanas floreadas, en la calle de acceso a la conflictiva colonia “Ramón Villeda Morales”, en la periferia sur de Comayagüela.

La víctima del macabro crimen es Desito Williams Gómez (22), originario del Puerto de Lempira, departamento de Gracias a Dios, pero residiendo actualmente en la capitalina colonia Peña por Bajo.

El miércoles anterior, Williams Gómez se graduó para formar parte de la institución policial tras estar seis meses continuos recibiendo el curso, según sus familiares que llegaron a la morgue capitalina para identificar su cadáver.

Según los parientes, el uniformado tras recibir su título como Policía anduvo departiendo y el viernes anterior salió con rumbo desconocido y fue la última vez que lo vieron con vida.

LO RAPTARON
Supuestamente, en el trayecto luego de salir de una habitación que rentaba en la colonia fue raptado por varios hombres, presuntos pandilleros que se dieron cuenta que era un agente del orden.

Aparentemente, tras someterlo, los malvivientes lo llevaron a una “casa loca”, donde le ejecutaron varias torturas. Por último, los antisociales le amarraron al cuello y piernas un cable, sostenido con una varilla y a modo de torniquete, con el cual apretaron su cuerpo hasta quitarle la vida.

Después de ultimar a su víctima, los supuestos “mareros” subieron al joven a un automóvil con características no establecidas para la Policía y fueron a botar el cadáver a la orilla de una calle que da acceso a la represa de La Concepción, zona sur de la capital.

Otras hipótesis sacadas por agentes encargados del caso indican que el “misquito” se trasladó a la colonia Villeda Morales a visitar a unos familiares, siendo raptado por pandilleros que “controlan” u operan en ese conflictivo sector capitalino.

Al recién graduado lo fueron a tirar sin vida a esta solitaria calle, enrollado en sábanas como “atado” de ropa.

Así, desde el viernes anterior el futuro policía permanecía como desaparecido, al no contestar las llamadas de sus familiares y no dar pistas de estar con vida.

SEVERA GOLPIZA
Fue hasta las 8:00 de la mañana, cuando varios peatones reportaron al Sistema de Emergencias 911 que frente a una residencial en construcción estaba el cuerpo sin vida de una persona enrollado en sábanas de color verde y blanco.

A simple vista se podía ver que el desconocido hasta ese momento era una persona del sexo masculino, cuyas extremidades inferiores y superiores estaban sujetadas en el cuello, algo que indica que murió por ahorcamiento.

El cadáver presentaba una serie de hematomas, indicando que antes de morir el agente policial sufrió una severa golpiza a manos de sus despiadados victimarios.

Como no le encontraron documentos personales que lo identificasen, el personal forense encargado de realizar el levantamiento lo ingresó a la morgue capitalina en calidad de desconocido.

A la hora de ser localizado, el agente vestía una camisa roja, pantalón negro y un par de tenis rojos y tenía un cable enrollado alrededor del cuello, manos, pies y en completo estado de putrefacción.

DÍAS DE ULTIMADO
Los especialistas forenses indicaron que el hombre tenía alrededor de tres días de haber muerto y había sido ultimado con asfixia por estrangulación.

Hoy se identificó a la víctima, cuando al filo de las 2:00 de la tarde al predio forense llegaron varias personas, quienes identificaron al “ensabanado” como Desito Willians Gómez, un integrante de la promoción 92 que recientemente se había graduado del curso básico policial, impartido en el Instituto Técnico Policial (ITP), ubicado en Marcala, La Paz.

este mismo día, los adoloridos parientes del aspirante a policía retiraron su cuerpo para trasladarlo a su lugar de origen, donde serían velados sus restos.

Por su parte, un equipo de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) comenzó hoy a realizar las diligencias respectivas para poder dar con los responsables de haberle quitado la vida a un integrante de la institución policial.