Productores anuncian que 1.5 millones de quintales de maíz se perderían por negligencia

El experto en ganadería y agricultura, Eleázar Ramos, manifestó que los productores de granos básicos y de manera específica, los de maíz, están en crisis y anunciaron que alrededor de un millón quinientos mil quintales los tirarían a las calles, porque se les está arruinando su producción, al no tener los medios adecuados para almacenarlos.

Además, dijo, “la industria no les ha garantizado la compra de este producto, consecuentemente esto lleva a la quiebra a estos productores, arriesgando la seguridad alimentaria del pueblo hondureño”.

Honduras durante varias décadas se perfiló como el granero de Centroamérica, sin embargo este auge después de los noventas, con ley de modernización agrícola, fue desmantelado, tanto la asistencia técnica, como los financiamientos oportunos y desde ese entonces nos hemos convertido en un país importador, que no logramos garantizar o abastecer el mercado nacional.

“Solamente lo abastecemos con un 30 por ciento e importamos el 70 por ciento, porque no tenemos políticas de producción y productividad”.

“En Honduras apenas se producen 30 quintales por manzana, en cambio en El Salvador producen 60 quintales por manzana”.

“En Honduras apenas hay alrededor de 120 manzanas de riego, en cambio en El Salvador pasa de quinientas mil manzanas. En Honduras hay alrededor de tres millones 600 mil hondureños que viven en situaciones infrahumanas, más de 200,000 familias no tienen trabajo en el campo, nuestras tierras en gran parte permanecen ociosas, sin embargo tenemos los recursos humanos más de diez mil ingenieros agrónomos que han sido formados en las diferentes escuelas agrícolas, sin tomarse en cuenta los de secundaria y seguimos formando este valioso recurso humano sin utilizarlos”.

“Tenemos a Banadesa y los silos del IHMA. Tenemos los Banasupros para almacenar y prever cualquier crisis, pero se han hecho a un lado estas instituciones para acudir a una agricultura de puerto (o sea importar) y Honduras cuenta con 3.5 millones de hectáreas aptas para la agricultura y la ganadería, sin embargo no se refleja en resultados esperados”.

“Me preocupa de manera ostensible que en vez de apoyar a los productores nuestros, garantizándoles la compra de sus productos, recurramos a inundar el mercado para quebrarlos, que cabe destacar que este fue el propósito de la Ley de Modernización Agrícola”.