Pareja condenada a cinco años por proxenetismo

Un juez encontró culpables por el delito de proxenetismo en perjuicio de varias mujeres y condenó a cinco años de prisión a la pareja formada por Carlos Roberto Baquedano Aguilera y Eva María Fajardo Ponce, capturados el pasado 24 de marzo en la capital.

Baquedano Aguilera y Fajardo Ponce, eran los propietarios de un “night club” de nombre “Kabaret”, ubicado al frente de un centro comercial, en un sector del bulevar Morazán de Tegucigalpa.

Los imputados, quienes se sometieron a un procedimiento abreviado, se encontraban con medidas sustitutivas, por lo que al conocer la sentencia condenatoria en su contra, el juez resolvió dictarles prisión preventiva a ambos y remitirlos a la cárcel de mujeres y hombres en Támara, Francisco Morazán.

De acuerdo con las investigaciones por parte de la ATIC, en ese lugar se cometía explotación sexual de unas 12 jóvenes que oscilaban entre los 20 y 25 años, quienes trabajaban bajo la administración de Fajardo Ponce y su esposo.

BAILABAN DESNUDAS

“La encargada de concretar el trabajo sexual de las muchachas con los clientes era Eva, quien cobraba 2,500 lempiras por un rato de placer y les pagaba a las muchachas 1,000 lempiras”, detalló una de las fiscales.

Asimismo, agregó que las muchachas no solo eran expuestas a “trabajitos sexuales”, sino también a bailar en el bar, por tres “shows” privados el negocio cobraba 600 lempiras, incluyendo la danza sin ropa y se repartían la mitad del pago.

Además, si el cliente quería beber con la joven pagaba 150 lempiras, de los cuales a la muchacha se le pagaba 50 lempiras por acompañarlo, explicó.

Los imputados fueron detenidos por fiscales de la Mujer, asignados a la Sección contra la Explotación Sexual Comercial, junto con agentes de la Unidad de Trata de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), como parte de la operación “Tormenta de Fuego III”.