Venezuela vuelve a las urnas con las municipales

Venezuela está convocada a las urnas este domingo por tercera vez este año, en unas municipales especialmente desequilibradas a las que no se presenta el grueso de la oposición y en las que el chavismo aspira a arrebatar a la sus adversarios las pocas alcaldías que tienen para hacerse con todo el poder municipal.

Tres de los cuatro grandes partidos de la oposición no se han inscrito para este proceso, en el que ya se han repetido algunos de los hechos que precedieron los comicios regionales del 15 de octubre -donde el oficialismo obtuvo una clara victoria- y llevaron a estas formaciones a no participar en las municipales.

Entonces, como ahora, solo los candidatos chavistas tuvieron acceso a los medios públicos, y varios dirigentes y alcaldes opositores están presos, inhabilitados o han huido del país.

Para las municipales tampoco se cuenta con observadores internacionales que validen la limpieza del proceso, y se habilitarán puntos de registro del «Carnet de la Patria» ante los centros de voto, lo que permite al Gobierno saber quién va a votar a través de este censo paralelo a través del que se reparte la ayuda social.

Estas prácticas han sido denunciadas como irregularidades por la sociedad civil y la oposición, incluso entre aquellos partidos y movimientos que sí son partidarios de acudir a las urnas.

Venezuela no celebra una elección con observación internacional desde el año 2006.

Según expertos en temas electorales, la diferencia entre observadores y acompañantes es que los primeros suelen presentar a las autoridades sus propios planes de verificación, mientras que los segundos están supeditados al Estado que les invita.

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela ha sido acusado de fraude por sectores de la oposición en varias ocasiones.

La propia empresa encargada de dar soporte técnico al recuento, Smartmatic, denunció en agosto de este año que el organismo infló en al menos un millón de votos las cifras de participación en la elección el 30 de julio de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, en la que solo participó el chavismo. EFE