Nueva modalidad: En buque venezolano incautan unos L600 millones en cocaína líquida

Alrededor de 600 millones de lempiras en cocaína fueron incautados por expertos de la Policía Nacional de Honduras, con el novedoso ingrediente criminal que era droga líquida mezclada en 40 barriles llenos de grasa industrial o automotriz.

El millonario alijo de droga fue hecho en unos contenedores que eran transportados en un buque que ancló en Puerto Cortés, en el norteño departamento de Cortés, constató un equipo de investigación especial de Diario LA TRIBUNA.

El decomiso fue confirmado por autoridades de la antigua Policía Nacional de Fronteras, conocida ahora como Dirección Nacional de Servicios Especiales Fronterizos (DNSEF).

Esta incautación sería la primera de este tipo que se registra en el país, donde los entes de investigación policial y contra el crimen organizado descubren ese tipo de sustancia, hecha a base de cocaína, pero no en polvo o pasta, sino que en líquido y camuflada en ese tipo de sustancia como la grasa, con la cual las redes del narcotráfico evadían hasta el profundo olfato de los perros dedicados a la búsqueda de estupefacientes.

El trabajo de localización e incautación comenzó el viernes 17 de noviembre pasado, cuando trabajos de inteligencia de la Policía de Fronteras, asignados a la ciudad de Puerto Cortés, lograron identificar un contenedor con serie MRKU838713722G1, el cual había sido bajado en el predio C7 de la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC).

La sustancia líquida ilegal es un tanto difícil detectarla, hasta para el agudo olfato de perros especializados en detectar tales químicos.

El contenedor con su respectivo número de marchamo OPC-371873, acababa de llegar al puerto hondureño a bordo del buque DANAE C, con procedencia de Venezuela, Sudamérica.

40 BARRILES CON GRASA MECÁNICA

Con las alertas policiales, varios agentes de la Policía de Fronteras, el 22 de noviembre pasado, comenzaron a realizar las inspecciones correspondientes, donde primariamente se comprobó que en su interior había 40 barriles de grasa para maquinaria pesada.

Así, los policías de Fronteras y otros investigadores comenzaron a abrir algunos de los toneles con el objetivo de encontrar la droga en polvo y dentro de paquetes de un kilo.

La cocaína líquida era trasegada en el interior de unos barriles con grasa para máquinas.

Sin embargo, pese a la información fidedigna, los investigadores solo encontraban grandes cantidades de la grasa para máquinas.

Debido a que las primeras inspecciones dieron como resultado negativo, las autoridades policiales decidieron trasladar un equipo canino especializado en detectar drogas.

De igual manera, los canes dieron como resultado que en dichos toneles o barriles solo iba grasa.

Por tal razón, los equipos especiales coordinaron con personal de Medicina Forense, para que realizasen una última prueba científica, dando positiva la detección de cocaína y al contabilizarla dio un resultado final y aproximado de 1,300 kilos distribuida en droga líquida.

PRIMERA EN HONDURAS

Sobre la incautación, se constató “in situ”, con el titular de recién creada Dirección Nacional de Servicios Especiales Fronterizos (DNSEF), el comisionado Carlos Adonay Rivera Licona, quien confirmó la cuantiosa incautación de droga.

Dentro de 40 barriles con grasa fueron ingresados al país entre 1,300 y 1,500 kilos de cocaína líquida, la cual tiene un valor aproximado de unos 600 millones de lempiras.

“Es una gran incautación, porque esta modalidad es la primera que vemos de ese tipo en el país y es una incautación grande y de un impacto sumamente negativo para los dueños (carteles del narcotráfico internacional), porque ya sacada de los 40 toneles con grasa incautados, daría como resultado un aproximado entre los 1,300 a 1,500 kilos de cocaína”, detalló.

Recordó que anteriormente se había hecho un decomiso similar, pero droga en polvo y que iba escondida entre comida para animales avícolas, más conocida como “salmuera”.

El oficial policial explicó que, en un principio, pese a que se tenía información fidedigna de que en ese buque trasegaban droga algunos carteles dedicados a ese ilícito, se hizo un tanto difícil detectarla y confirmar que había llegado a Honduras, porque uno “busca el paquete de cocaína en polvo o pasta, pero en líquido es la primera vez que se da, algo que nos enseña como el crimen organizado ha evolucionado para trasladar y finalmente traficar drogas”.

NI PERROS LA DETECTAN

Además, agregó que, al ir mezclada con grasa, esa sustancia “mata el olor para los canes especializados en olfatear drogas”.

Rivera Licona, indicó que en la gran incautación no hubo personas detenidas, pero tras su aseguramiento en unas bodegas especiales de la Policía Nacional, ahora comienza el trabajo de investigación para determinar para quién iba dirigida esa gran cantidad de cocaína líquida.

“No sabemos específicamente la trayectoria que hizo el buque, algo que estamos averiguando con la Dirección de Marina Mercante es en cuántos puertos estuvo antes, pero sí tenemos la información que en un principio el contenedor fue montado en Venezuela, para finalmente llegar a Honduras”, remarcó.

El comisionado consideró que en base a sus primeras investigaciones se ha sacado la conclusión que la cocaína encontrada es pura, aproximadamente los 1,300 kilos estarían valorados en unos 600 millones de lempiras, según las indagatorias realizadas en el mercado ilegal de tráfico de drogas que usan los carteles dedicados a la producción, distribución y venta del alcaloide.

VALOR INTERNACIONAL DE LA DROGA PURA

La cocaína pura, sin procesar, que ingresa a Centroamérica desde países de Sudamérica, está valorada entre los 15 mil y 17 mil dólares por kilo, y la sumatoria total indica que son 1,300 kilos decomisados dentro del contenedor, por lo que la incautación final hecha por la Policía Nacional de Honduras al crimen organizado, dejaría un saldo final de unos 600 millones de lempiras, una vez convertidos en moneda nacional hondureña.

POLICÍA NACIONAL SE ANOTA “HIT”

Según reportes policiales, sería la primera vez que se incauta droga mediante esta modalidad en Honduras, cuando se ha descubierto una nueva estrategia por parte del crimen organizado para transportar diferentes tipos de droga, como esta que fue ingresada al país en forma líquida mezclada en 40 barriles de grasa para máquinas.