Terremoto en Honduras: El movimiento horizontal de placas tectónicas evitó un tsunami

El terremoto de 7.6 grados Richter, registrado a las 8:51 de la noche del martes, hora de Honduras, únicamente causó daños menores a varias viviendas en algunos sectores, como en el departamento de Olancho, donde se reportaron seis casas con fisuras y una en El Paraíso, informaron autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).
El fenómeno cíclico natural tuvo su epicentro a 228 kilómetros de las costas del Caribe hondureño y a 30 kilómetros de profundidad, pero debido a que las placas tectónicas se movieron horizontalmente, eso evitó la generación de un tsunami con olas destructivas, señala el informe.
El evento fue perceptible casi en todo el país, pero con más intensidad en los departamentos del litoral Atlántico, dando origen a la emisión de una advertencia por el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC, por sus siglas en inglés).
La alerta de tsunami fue para algunos países con costas en el océano Atlántico, entre ellos Honduras, Islas Caimán, Jamaica, México, Guatemala, Nicaragua, Cuba, Belice, San Andrés, Costa Rica y Panamá.
Por lo cual, Copeco emitió alerta verde por 12 horas para los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida e Islas de la Bahía.
“DARLE GRACIAS A DIOS”
“Hay que darle gracias a Dios, porque esta circunstancia pudo haber sido peor, aunque hubo fisuras en paredes de algunas viviendas, pero gracias a Dios no se registraron pérdidas humanas”, señaló el comisionado de Copeco, Lisandro Rosales.
Destacó la preparación y capacidad del pueblo hondureño, especialmente de las zonas costeras que reaccionó de manera oportuna ante el fenómeno natural.
De acuerdo con los protocolos ante ese tipo de fenómenos, en menos de diez minutos se logró realizar una coordinación desde el Sistema de Alerta Temprana (SAT) de Copeco con los miembros de los Comité de Emergencia Local (Codel), con el fin de alertar y activar los procedimientos frente a una emergencia.
Recordó que en el 2009 se registró un sismo de similar magnitud, que provocó fuertes daños en la infraestructura, entre ellos el puente La Democracia en El Progreso, departamento de Yoro y el edificio de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en San Pedro Sula, Cortés.
Rosales indicó que el país permanentemente está expuesto a ese tipo de eventos, porque donde se registra la falla denominada “la Frontera de Placas”, es donde se produce el 95 por ciento de los sismos del continente americano, con magnitudes de siete, ocho y nueve grados Richter.
SEIS RÉPLICAS
Hasta ayer al mediodía se habían registrado seis réplicas con magnitudes entre 4.2 y cinco grados, las que continuarán presentándose en las siguientes horas y semanas, según los expertos.
Asimismo, el jefe del Sistema de Alerta Temprana (SAT) de Copeco, Juan José Reyes, corroboró que afortunadamente el movimiento de placas fue de forma horizontal y no vertical y eso evitó que se generará un tsunami de gran altura, con olas que se introdujeran en tierra firme y con mucha fuerza.
“En este caso el movimiento de las placas fue horizontal, por eso tuvimos una lejanía del mar, especialmente en Roatán, departamento de Islas de la Bahía, donde se registraron olas de 15 a 20 pies, y luego el mar regresó con una altura de más o menos unos 35 a 40 centímetros, pero eso fue por el desplazamiento de las placas, por eso hay que darle gracias a Dios, ya que por este tipo de movimiento no se generó un tsunami”, precisó el funcionario.
SIEMPRE EL PELIGRO
Por su parte, el geólogo Aníbal Godoy Vásquez, explicó que los sismos siempre representan un peligro y ocurren a lo largo de los límites de las placas tectónicas.
El terremoto que ocurrió la noche del martes se registró en el límite de las placas tectónicas de Norteamérica y del Caribe, y como el epicentro fue dentro del mar, a unos 230 kilómetros de las costas del Caribe hondureño, no representó un verdadero peligro, explicó.
El experto detalló que el evento comenzó desde el domingo, a lo largo del límite de placas en Puerto Rico, luego en Santo Domingo, República Dominicana, se registraron unos sismos de menor magnitud, pero la noche del martes esa rotura llegó a la altura de Islas del Cisne, donde se registraron al menos cuatro réplicas, detalló Godoy Vásquez.