Se proponen mejorar los niveles de competitividad

Este año, Honduras tiene como reto recuperar el espacio perdido en materia de competitividad con distintas actividades, entre las que aparece el accionar de la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia (CDPC).
En el informe de la revista Doing Business 2018 del Banco Mundial, el país pasó de la posición 105 a la 115, de un total de 109 economías que mide el documento a nivel global.
Lo anterior es un desafío, explicó el comisionado-presidente de la CDPC, Alberto Lozano Ferrera, al explicar que se requiere de mucho esfuerzo y un presupuesto anual cercano a 50 millones de lempiras.
“Los retos son mejorar la competitividad del país, tener un país mucho más competitivo que lo que encontramos en el 2013, que fue cuando llegamos a la Comisión y que hemos venido mejorando”. “Sin embargo, en el 2017 por un tema de las elecciones y que era un año político disminuimos dos puntos, creemos que este año 2018 los podemos recuperar”.
La fuente citó que tales propósitos se podrán lograr “siempre y cuando lleguemos a diálogos y paz y que no se siga afectando la economía del país”.
La caída en los niveles de competitividad está determinada por la revisión de números oficiales macro y por la percepción de la comunidad empresarial que el 2017 se quejó por varios temas, pero en especial por la materia impositiva y seguridad jurídica.
Según el reporte del 2016 del Foro Económico Mundial (WEF, siglas en inglés), a nivel centroamericano Costa Rica es el mejor país para invertir en la posición 47, acumulando siete puntos; luego aparece Guatemala en la 84, con seis puntos perdidos; Nicaragua es el país que más aventaja, al subir diez escalas y ubicarse en la posición 93, mientras que Honduras pasó de la posición 88 a la 96 y El Salvador sacó 109 puntos. (JB)