Senado aprueba fondos para reabrir gobierno

WASHINGTON (EFE). El Congreso de EE UU puso fin al cierre parcial administrativo que desde hace tres días sufren las agencias federales, tras no lograr un acuerdo presupuestario antes de la medianoche del pasado viernes, coincidiendo con el primer aniversario de Donald Trump en la Casa Blanca.
Con la aprobación de la Cámara de Representantes, después de que antes el Senado diera su consentimiento, la propuesta pasa a manos del presidente Donald Trump, que con su rúbrica reabrirá las agencias gubernamentales.
Los legisladores de ambas cámaras votaron a favor de reabrir el gobierno federal y extender los fondos hasta el 8 de febrero, así como para proporcionar financiación para el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, en inglés) durante seis años.
El cierre parcial de la Administración entró en vigor en la medianoche del viernes después de que la mayoría de los senadores demócratas, y un puñado de republicanos, bloquearan un proyecto de ley de gastos temporales aprobado por la Cámara de Representantes que habría durado hasta el 16 de febrero.
Quienes se opusieron entonces pedían vincular su apoyo a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los jóvenes indocumentados conocidos como «soñadores», después de que el mandatario pusiera fin al programa con el que el expresidente Barack Obama protegió a esos inmigrantes de la deportación, conocido como DACA.
El multimillonario puso el 5 de marzo como fecha de expiración del programa e instó al Congreso a buscar antes de entonces una solución definitiva.
La cesión de los demócratas en el Senado llegó después de que el líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, prometiera permitir que un proyecto de ley de inmigración se someta a votación el mes próximo.
El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer, dijo que McConnell se ha comprometido a que, si no hay acuerdo de inmigración antes del 8 de febrero, «el Senado procederá inmediatamente a la consideración de la legislación» sobre los «soñadores».
Trump celebró el acuerdo alcanzado en el Senado para reabrir la Administración federal en las próximas horas, pero advirtió de que solo llegará a un pacto sobre inmigración con el Congreso si lo que le proponen los legisladores «es bueno para el país».