Santiago Ruiz en la SAG tendrá entre sus metas la generación de empleos y mayor exportación

El acceso a créditos, la generación de empleo, especialmente en el sector rural del país y la sustitución de productos importados son parte de las metas propuestas por el nuevo secretario de Agricultura y Ganadería (SAG) Santiago Ruiz.
La tarde del lunes, Ruiz, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), fue nombrado por el Presidente Juan Orlando Hernández como titular de la SAG, en sustitución de Jacobo Paz Bodden.
Lo acompañarán Héctor Ferreira, en la subsecretaría de Ganadería, Mauricio Guevara en la parte de agricultura y Adalberto Discua como gerente agroalimentario en el Plan Honduras 20/20.
Santiago Ruiz asumió el reto de conducir esa cartera gubernamental, con el respectivo proceso de transición y profundizando sobre lo que han hecho autoridades salientes.
“Haré un diagnóstico sobre cómo enfocar los programas, creo que se han ejecutado buenos proyectos y debemos continuarlos, se trata de crear estabilidad y no hacer cambios radicales”, expuso Ruiz en su primera comparecencia pública al frente de la SAG.
“Vamos a imprimir el sello del equipo que me acompaña, con la generación de empleo, tratar de potenciar el consumo de los productos nacionales, motivar y facilitar el montaje de agroindustrias en el país. Lo fundamental es industrializar el agro”, dijo el funcionario.
CRECIMIENTO ECONÓMICO
La fuente adelantó que tiene en lista proyectos alineados con el programa de crecimiento económico Honduras 20/20. “Mantenemos expectativas con mucho entusiasmo, es la primera vez que soy servidor público y estoy optimista de contribuir al desarrollo de mi país y apoyar al sector mío, los productores, la parte pecuaria y agrícola”.
Recordó que en un análisis con el Presidente Juan Orlando Hernández y la parte gremial, coincidieron en el acceso a créditos e inyectarle dinero al sector agropecuario.
“Este ha sido uno de los planes que el Presidente Hernández tiene y nosotros también, para impulsar la generación de empleo, el autoempleo y que el 50 por ciento de esa población rural que vive afuera de las ciudades pueda levantar sus niveles de vida, con una expectativa positiva real y concreta, más que una esperanza”.
La agricultura registraba el mayor aporte a la economía nacional, según un informe oficial sobre Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central de Honduras (BCH), previo a la crisis política que arreció en diciembre.
La actividad agrícola creció 11.8 por ciento, por la producción de café, palma africana, el sector de tubérculos, hortalizas y las frutas, en particular de melones y sandías, dadas condiciones climáticas propicias que coadyuvaron a la mejora en la productividad y en las exportaciones.