Amor eterno se juran internos entre las rejas en El Pozo I (Video)

El salón de visita de la cárcel de máxima seguridad “Pozo I”, en Ilama, Santa Bárbara, fue el escenario en el que las parejas dijeron “si acepto”, al convertir su relación de unión libre en un matrimonio legalmente constituido.
A la fecha un total de 31 internos se han casado en la cárcel de máxima seguridad, donde se prometen amor eterno.
“Prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad. Amarte y respetarte todos los días de mi vida”, fue parte del juramento de amor que hicieron 31 privados de libertad a sus ahora esposas, madre de sus hijos.
Luciendo sus mejores galas, las féminas junto a sus testigos de honor esperaban ansiosamente a los novios quienes vistiendo pantalones de mezclilla y camisa manga larga llegaron al salón para celebrar un nuevo comienzo de vida, al formalizar su relación por medio del matrimonio.
Emocionados y con sus manos temblorosas producto de los nervios, los novios firmaron el acta de matrimonio y sellaron la misma al darse un beso de amor, un amor que según ellos perdurara toda la vida.
Uno de las felices contrayentes le dio gracias a Dios por permitirle dar este paso con su pareja, “estamos aquí encerrados, pero eso no impide que amemos a nuestras familias, esta es una oportunidad para cambiar nuestras vidas y Dios está permitiendo que lo hagamos”.
Las muestras de amor no se hicieron esperar cuando uno de los privados alzo en sus brazos a su esposa, de quien dijo “es el amor de mi vida”, mientras la sostenía no dejaba de besarla.
Durante la ceremonia los esposos, invitados especiales y abogados presentes disfrutaron de un pequeño refrigerio para luego despedirse de los internos quienes regresaron a sus celdas para esperar la próxima visita de su esposa.
 
[mp_carousel_1 carousel_images=»12086663,12086662,12086661,12086660,12086659,12086658″ carousel_start=»false»]