Contaminación se dispara por “ola” de incendios forestales

Un incremento alarmante en los niveles de contaminación del aire en la capital, debido a la cadena de incendios forestales, reporta la Secretaría de Energía, Recursos Naturales Ambiente y Minas (Serna), en lo que va del año 2018.

A través del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (Cescco) de la Serna se estudian los contaminantes que afecta directamente la calidad del aire, con un equipo especializado que mide el conjunto de todos los gases y partículas, de forma general, lo que se conoce como material particulado. Sin embargo, dicho análisis no especifica el origen del tóxico.

Con tecnología especial, varios filtros registran la cantidad de material particulado en el centro de la ciudad y en la colonia Jonh F. Kennedy.

Los análisis tienen como rango normal en un día, una medición máxima de 150 microgramos de contaminantes y al año un límite de 70.

La jefe de la Unidad de Contaminación Atmosférica (CAT), Yari Zavala, expresó que “en el año 2016 se consiguió alcanzar un pico de 156 microgramos de contaminantes, que sobrepasó la norma diaria, que debe de ser 150; en el último dato registrado que tenemos es de 47 y 67, esperamos que la situación mejore”.

Zavala enfatizó que “el año pasado, el promedio anual del comportamiento acumulado fue de 31 microgramos por metro cúbico, y hasta ahorita, para el centro, está en 29, está igualando el promedio de todo lo que fue el año 2017 en apenas tres meses; en la temporada de los incendios forestales tenemos el enorme incremento”.

Una capa de bruma se observa actualmente en los cielos capitalinos, ante los numerosos incendios forestales reportados en las últimas semanas.

Cabe resaltar que para determinar la calidad del aire debe evaluarse cada uno de los gases contaminantes, según su fuente de origen, sin embargo, el Estado no cuenta en la actualidad con los mecanismos para efectuar dichos estudios.

Ante el incremento de incendios forestales y los cambios climáticos suscitados en la capital, MiAmbiente recomienda a la población, en la medida de lo posible, evitar realizar actividad física al aire libre.

A las personas que presenten enfermedades respiratorias, acudir inmediatamente a un centro asistencial, y especialmente a la gente que padece afecciones cardíacas, protegerse con mascarillas especiales. (KSA)