Encostalan a motorista y ayudante de “Rapiloco”

El motorista y ayudante de un bus conocido como “Los Rapiditos”, que cubrían la ruta Mateo-Mercado, fueron raptados y posteriormente, aparecieron en la calle principal de la colonia Divino Paraíso, estrangulados y descuartizados, dentro de unos costales.

El motorista del busito -que tampoco ha sido localizado por los dueños y la policía- era conducido por Wilder Álvarez Murillo de 35 años y su ayudante identificado como Cristian Gerardo Maradiaga Fúnez de 22 años.

Los parientes de las dos víctimas revelaron a LA TRIBUNA que el motorista apenas tenía una semana de conducir el microbus, porque antes lo conducía su hermano, por lo que sospechan que se trata por la falta de pago a los extorsionadores que exigen 600 lempiras semanales a los transportistas.

Los familiares, amigos y parientes llegaron hasta el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses a reclamar los cadáveres, pero primero retiraron al ayudante quien era originario de esta capital, pero el motorista era originario del departamento de Olancho desde donde se trasladaron hasta en horas de la tarde para retirar el cuerpo cadavérico.

La extorsión en el transporte se ha vuelto incontrolable para las autoridades policiales, ya que los transportistas cuando se niegan o atrasan en el pago a las diferentes maras y pandillas cobran las vidas de los motoristas y los ayudantes como en este vivo ejemplo vivido por Wilder y Cristian la tarde y noche del domingo.

Familiares y amigos retiraron el cadáver del chofer a tempranas horas.