Palmeros resienten que no les han aprobado créditos

Empresarios de la palma resintieron que no han recibido apoyo financiero en medio de las pérdidas económicas que enfrentan con la caída de precios de la tonelada métrica de aceite en el mercado internacional, en cambio al sector cafetalero les aprobaron créditos.

Las exportaciones de aceite de palma a junio pasado generaron 120.4

millones de dólares, una reducción de 40.2 millones con relación a lo reportado al cierre del segundo trimestre de 2017, derivado de la caída de 18.8 por ciento en el volumen exportado.

En ese comportamiento repercutió la falta de pedidos por parte del mercado europeo, sumado a una sobreoferta de Indonesia y Malasia, países que producen el 85 por ciento del total ofertado a nivel mundial, influenciando en la caída del precio (7.6%). Se destacan como destinos importantes de este bien Holanda, Alemania y El Salvador.

“Con la caída de los precios del café todo el mundo salía a hablar, pero con la caída de la palma aceitera ningún dirigente palmero o funcionario de gobierno sale a hablar”, resintió el productor y directivo Mario Ramón López.

Recientemente, representantes del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), anunciaron dos decretos que les facilitan 6 mil 700 millones de lempiras en préstamos.

“A los cafetaleros les aprobaron créditos para sostener empresas, pero a nosotros se nos quitó el financiamiento en medio de esta caída de precios”, lamentó la fuente.

La empresa agrícola palmera representa a 10 mil productores de los departamentos de Colon, Atlántida, Yoro y Cortés. El precio promedio de la tonelada métrica es de 1,700 lempiras, 1,300 lempiras menos en comparación a otras temporadas, según Mario Ramón López.

“Representa un impacto de 600 millones de lempiras que deja de ingresar a la bolsa de los productores. Eso mantiene en angustia y preocupación a miles de familias que se dedican a este patrimonio agrícola, el segundo generador de divisas del país”, concluyó López.