Caída en producción de leche alarma a funcionarios de la SAG

Autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) reaccionaron preocupados porque la caída de la leche en más de un 40 por ciento, podría generar alzas en productos derivados.

La producción de ese alimento ha disminuido, de 2.4 millones de litros a diarios en el 2017, a 1.5 millones de litros en 2018, alertaron miembros de la Mesa Técnica de la Leche, conformados por el sector artesanal, industrial y diputados con la mediación de la SAG.

“Queremos mantener un precio estable para el productor y evitar la especulación de precios en los mercados a nivel nacional”, manifestó el subsecretario de la SAG, Héctor Ferreira.

No obstante, el funcionario desmintió versiones sobre la nueva importación de un contingente de desabasto de leche en polvo. “A principios de año se aprobó una importación por emergencia y con ese se va a quedar todo el año”, confirmó Ferreira.

Aunque la producción es inferior en un 30 por ciento, las autoridades consideran que garantiza el abastecimiento en los mercados a nivel nacional.

Se espera que con la normalización de las lluvias haga crecer el alimento del ganado en la cuenca lechera compuesta por los departamentos de Yoro, Atlántida, Colón y Olancho, entre otros.

Miembros de la Mesa Técnica de la Leche realizan un monitoreo de la producción con el cuidado especial de mantener el precio al consumidor final.

Los precios se mantienen estables, la libra de queso semiseco cuesta 45 lempiras, 26 lempiras en el caso de la mantequilla crema y 37 lempiras la libra de quesillo.

El sector lácteo hondureño genera 27 millones de dólares por concepto de exportaciones, distribuidos en unas 12 mil toneladas en leche fluida y 5 mil 300 toneladas en quesos, especialmente hacia El Salvador y Guatemala.

Los productores de lácteos resultaron beneficiados este año por la crisis sociopolítica que se desató en Nicaragua, debido a que se hubo menos importación del sector ganadero y se suplió mercados desatendidos por el hermano país.