Autoridades de AL se comprometen a mejorar acceso a cuidados paliativos

“La vida no es lo que uno vivió, sino lo que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla”.
Gabriel García Márquez

Por: Luis Alonso Grádiz M.

LIMA, Perú. El caso de una heroína del cáncer de útero sirvió para impulsar el “Proyecto Lucy” de comunidades solidarias en Colombia y fue parte del Primer Encuentro de Alto Nivel “Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario”, al final del cual se suscribió una “Propuesta de acción”, en beneficio de alrededor de cuatro millones de enfermos crónicos en América Latina.

Del 10 al 11 de octubre pasado se celebraron en esta capital el Primer Taller Latinoamericano sobre Cuidados Paliativos para Periodistas y el referido Encuentro de Alto Nivel, patrocinados por la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos (ALCP), la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor (Fedelat) y la Asociación Internacional para Hospicios y Cuidados Paliativos (IAHPC) y la Fundación Grünenthal para la Medicina Paliativa.

“Lucy”, cuyo nombre no es real, fueron amigas con la doctora Liliana De Lima, directora ejecutiva de la IAHPC, desde los ocho años. Era inteligente, linda y en 2008 le diagnosticaron cáncer de útero en estado avanzado y su sufrimiento fue terrible, ya que pese a cirugías, quimioterapias y radioterapia, la enfermedad retrocedía, pero volvía a aparecer en otro sitio.

Es el caso de miles de enfermos crónicos de diferentes tipos de cáncer, renales, diabetes o patologías del VIH, entre otras afecciones, algunas que se pueden curar y otras que no. Aunque la doctora De Lima le ayudó a “Lucy” a contactar con una médica formada en cuidados paliativos, al final de sus días se negó a recibirla y la facultativa tuvo que entender que ella le estaba soltando y que ella tenía que dejarla ir.

La instauración y fortalecimiento de un sistema sociosanitario de cuidados paliativos supone la integración de equipos multidisciplinarios para mejorar la calidad de vida de los pacientes crónicos.

UNA VIDA DIGNA

“Esto es demasiado difícil, estoy cansada, estoy lista, quiero irme. Yo ya entendí”, contó la doctora De Lima que esa frase resuena en su mente. “Ella me enseñó en dos días lo que no había aprendido en más de dos décadas. Gracias Lucy dondequiera que estés”, resumió la directora ejecutiva de la IAHPC.

Se trata de encontrar significado al sufrimiento y a los miedos sobre la muerte porque toda persona nace, crece, se reproduce y muere y todos tienen derecho a una vida y hasta una muerte digna o como diría el laureado novelista colombiano Gabriel García Márquez: “La vida no es lo que uno vivió, sino lo que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla”.

La presidenta de la ALCP, la doctora colombiana residente en Alemania, Tania Pastrana; el presidente de la Fedelat, Joao Batista y la doctora De Lima, reseñaron la fotografía ganadora de un concurso de la ALCP del año pasado, en que aparece un paciente mayor con una copa de vino alzada, brindando por la vida.

“Ese hombre delgado y mayor, en sus últimos días, reúne en un solo gesto al anhelo más profundo de todos los que nos dedicamos a los cuidados paliativos: lograr que cada individuo -sin importar su edad, género, raza o condición socieconómica- tenga la posibilidad de celebrar su existencia hasta el último momento”, conceptualizaron.

El objetivo del Primer Encuentro de Alto Nivel “Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario” fue ampliar el acceso de la población latinoamericana a los cuidados paliativos y al alivio del dolor.

A nivel mundial, más de 25.5 millones de los 56.2 millones de personas que murieron en 2015 padecieron sufrimiento grave relacionado con una condición de salud (SHS, siglas en inglés) y 35 millones padecieron SHS por condiciones potencialmente mortales, limitantes, durante el final de la vida.

“En total, más de 61 millones de personas a nivel mundial padecieron SHS, lo cual representó no menos de 6 billones de días de sufrimiento. En Latinoamérica, donde hay menos de dos servicios de cuidados paliativos por millón de habitantes, solo el 1% de los 3.5 millones de personas al año que los necesita, recibe estos cuidados”, alertaron.

La profesora Gabriela Piriz Álvarez, asesora del Ministerio de Salud de Uruguay, resumió que sin profesionales formados en cuidados paliativos no se puede asistir a los pacientes y familiares.

COMPONENTE ESENCIAL

Los tres especialistas definieron que “los ciudadanos paliativos son componente esencial de la Cobertura Universal de Salud (CUS) -alivian el sufrimiento y mejoran la calidad de vida de adultos y niños, son costo-efectivos y se enfocan en las personas más vulnerables y en particular en aquellos que tienen riesgo financiero por enfermedades catastróficas”.

“Un paquete esencial de cuidados paliativos identificado por la Comisión Lancet sobre Cuidados

Paliativos y Alivio del Dolor, contiene medicinas, equipo básico y personal con entrenamiento adecuado, que podría aliviar gran parte de SHS en el mundo”, precisaron.

Uno de los expositores es el doctor español Emilio Herrera Molina, quien al disertar sobre “El impacto económico de los cuidados paliativos”, reseñó que el caso de la enferma de cáncer amiga de la doctora De Lima sirvió para instaurar el “Proyecto Lucy”, de comunidades solidarias en Colombia, bajo el método Newpalex de la “Fundación New Health”, de la cual es su presidente.

Ese método “ha permitido extender la atención en cuidados paliativos a más de 10 millones de ciudadanos en Colombia en tan solo cuatro años y ha medido por primera vez el impacto de resultados en función de la triple meta: efectividad en el alivio del sufrimiento, satisfacción y eficiencia”.

El doctor Wilfredo Cruz Campos y el periodista Luis Alonso Grádiz M. (Honduras) junto a la presidenta de la ALCP, Tania Pastrana, prominente médico, socióloga, psicóloga, doctora en antropología médica y medicina psicosomática por la Universidad de Múnich y el Instituto Max Planck.

En su presentación, Herrera Molina mostró los resultados de efectividad, satisfacción y ahorro para las instituciones que trabajan con el método Newpalex de más de 1,000-1,500 dólares como media por paciente cada mes que pasa en el programa. Igual, disminuyen las hospitalizaciones innecesarias, eliminan pruebas y gastos fútiles, al tiempo que aumenta la inversión en atenciones primarias y domiciliarias.

Al final, autoridades de Estados y expertos de América Latina firmaron una “Propuesta de acción” para mejorar el acceso a los cuidados paliativos en la región, en base al reporte de la Comisión “Lancet Global Access to Palliative Care and Pain Relief” y la Resolución de la Asamblea Mundial de la Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año en Latinoamérica, casi cuatro millones de personas podrían beneficiarse de los cuidados paliativos, porque la demanda sigue creciendo y el acceso es insuficiente. “Este es un muy buen punto de partida para el desarrollo regional de los cuidados paliativos, en beneficio de los millones de personas que requieren estos servicios en Latinoamérica”, destacó la doctora Tania Pastrana, resaltando la participación y voluntad de las autoridades y la sociedad civil en el Encuentro de Alto Nivel.

 

“Propuesta de acción”
1. La inclusión de los cuidados paliativos en las políticas públicas nacionales y el reconocimiento de estos servicios como prestaciones indispensables en la cobertura sanitaria universal.
2. La asignación de recursos públicos que permitan el desarrollo coordinado de los servicios de cuidados paliativos en todos los niveles (primario a terciario), en todos los lugares (domiciliario e institucional), y a todas las personas que los requieran.
3. La asignación de recursos públicos para garantizar a quienes lo necesitan el acceso al Paquete Esencial de Cuidados Paliativos, compuesto por medicinas, dispositivos médicos y personal calificado.
4. El acceso oportuno a medicamentos esenciales en cuidados paliativos, gracias a una adecuada cadena de suministro que incluya la adquisición, distribución y almacenamiento de las dosis requeridas a quienes lo necesiten, garantizando el equilibrio.
5. La integración de capacitación básica en cuidados paliativos en todos los planes de estudio de pregrado del área de la salud, así como la disponibilidad de estudios especializados acreditados para la atención de casos complejos. Esta formación debe incluir el uso racional y seguro de analgésicos opioides.
6. La sensibilización, formación y participación de la comunidad como parte esencial de la atención integral a la persona en su entorno.
DATOS
Entre los participantes destacan los ministros de Salud de Guatemala, Carlos Soto; y de Uruguay, Jorge Basso. Asimismo, el ministro consejero para Temas de Salud y Asesor del Despacho Superior de Guatemala, Dr. Temístocles Díaz; el secretario de Salud en el Consejo de Salubridad General de México, Dr. Jesús Ancer Rodríguez; la directora del Instituto de Estudios Avanzados para Las Américas de la Universidad de Miami, Felicia Knaul; el concejal por el Estado de Sao Paulo, Dr. Gilberto Natalini; la representante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, Érika Montero; y otros altos funcionarios estatales de Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Perú y el doctor Wilfredo Cruz Campos, presidente de la Sociedad Hondureña para el Estudio y Tratamiento del Dolor.