Netanyahu rechaza adelanto electoral

Jerusalén (EFE). El primer ministro israelí, Benjamín Netnayahu, asumió ayer la cartera de Defensa, tras la renuncia de Avigdor Lieberman por su oposición a la tregua en Gaza y en medio de unas negociaciones en las que uno de sus socios, según medios, amenaza con salir mañana lunes de la coalición gubernamental.

Netanyahu mantuvo esta tarde una reunión, que definió como «decisiva» y que terminó «sin resultados», con el ministro de Finanzas y presidente del partido Kulanuu, Moshe Kahlon, que se oponía a mantener un gobierno con mayoría simple.

La salida del partido de Lieberman, Israel Nuestro Hogar, ha dejado al Ejecutivo con 61 escaños en el Parlamento (Knéset) frente a los 59 de la oposición.

«Nos encontramos en una situación de seguridad compleja, y en una época así no se derriba un gobierno, no se va a elecciones, tenemos un año entero hasta los comicios. En medio del juego no se abandona ni se juega a la política, la seguridad del país está por encima de la política y de los intereses personales», dijo el mandatario en una rueda de prensa en la base central del Ejército en Tel Aviv.

En un discurso que giró alrededor de la seguridad del país, Netanyau enfatizó las pérdidas personales, citó la muerte de su hermano Yoni en una operación en Entebe y recordó sus éxitos como ministro de Economía (2003-2005) y de Exteriores (2015-2018), para anunciar que hoy es su primer día como titular de Defensa.

«Los que me rodean saben que he tomado muchas decisiones de seguridad de modo pragmático, por honesta y profunda preocupación por la paz de nuestro país, por la seguridad de nuestros soldados y ciudadanos. Esto que digo no es una consigna», advirtió.

El Canal 10 de noticias informó esta tarde de que Netanyahu se encuentra en proceso de nombrar a otro ministro de Exteriores, cartera que también ocupa, de las filas de su partido, el Likud, para poder centrarse en la de Defensa.