Martinelli: Varela es un «psicópata»

Panamá (EFE). El exmandatario panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) dijo ayer que él y su familia son víctimas de una «tortuga psicópata», en alusión al actual presidente, Juan Carlos Varela, y aseguró que «se puede esperar todo» de su sucesor en el cargo.

«A lo único que se dedica (el presidente Juan Carlos Varela) es a perseguirme a mí, a mi familia y a todos los miembros de Cambio Democrático (el partido que Martinelli fundó). A esta “tortuga psicópata” en algún momento le caerá todo el peso de la ley», gritó el expresidente antes de entrar en la sala donde este miércoles se reanudó la audiencia en el marco de una causa de escuchas en su contra.

Martinelli, que se refiere habitualmente a Varela como «tortuga», hizo estas declaraciones horas después de que se conociera la detención en Miami (EE UU) de sus hijos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, acusados en Panamá de recibir sobornos de la multinacional Odebrecht y de otras compañías locales.

Los hermanos Martinelli Linares fueron detenidos el martes en la residencia de la familia en Coral Gables y comparecerán este miércoles ante un juez federal estadounidense en los tribunales del centro de Miami, informaron a Efe fuentes allegadas a la familia.

La detención ha sido confirmada hasta ahora por las autoridades de Estados Unidos, mientras que el jefe del equipo de abogados de los hermanos en Panamá, Carlos Carrillo, dijo a Efe que «de momento no tienen esa información».

El gobierno de Panamá solicitó en mayo a EE UU la extradición de los hermanos Martinelli para que respondan por los presuntos sobornos de la brasileña Odebrecht, pero se desconoce por ahora si ese es el motivo por el que han sido capturados.

«De la “tortuga psicópata” podemos esperar todo. Este hombre está destruyendo Panamá en vez de trabajar por los más necesitados para mejorar la educación, la salud o el transporte», agregó el exgobernante mientras varios agentes le introducían esposado en la sala judicial.

Martinelli, un millonario empresario de 66 años, está detenido en la cárcel El Renacer, a las afueras de la capital panameña, desde el pasado 11 de junio, cuando fue entregado a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por la causa de las escuchas. EFE