Un ganadero, dos hijos y un nieto acribillados a balazos

SALAMÁ, Olancho. Cuatro miembros de una familia, entre estas, un ganadero, sus dos hijos y un nieto murieron acribilladas a balazos el mediodía de este domingo por supuestos miembros de una peligrosa banda denominada “Mito Padilla” en la aldea El Salitre, colindante con el municipio de El Rosario.

Las víctimas son Carlos Arturo Fúnez Zelaya (70) ampliamente conocido por su actividad en la agricultura y ganadería en la aldea Timis de La Unión, Olancho.

Mientras, sus hijos fueron identificados como Orlin Oniel Fúnez Pavón (36) y Carlos Alduvín Fúnez Pavón (24), ambos de oficio agricultor. También murió en forma instantánea Kevin Fúnez (24) y sobrevivió de milagro Yefri Fúnez Castro (22), nietos de Carlos Arturo Fúnez Zelaya.

El informe preliminar emitido por autoridades de la Unidad Departamental de Prevención (UDEP), número 15 en el departamento de Olancho establece que

“en dicho sector opera la banda de “Mito Padilla”, quienes supuestamente ejecutaron el hecho delictivo”.

Alrededor de las 12:00 del mediodía los miembros de la familia Fúnez fueron interceptados a bordo de su carro de paila, por parte de sujetos fuertemente armados en la cuesta El Aguacate del Cerro de la Cruz en el eje carretero que conduce de la aldea de Talgua, hacia el municipio de El Rosario.

El ataque fue sorpresivo, al punto que los objetivos del atentado no tuvieron tiempo de responder el fuego. El carro en que se transportaban los Fúnez se precipitó en una hondonada.

Los investigadores llegaron hasta esa apartada zona olanchana para proceder con las pesquisas en un intento de confirmar la identidad de los victimarios.

El ataque fue sorpresivo, al punto que la familia Fúnez no tuvo tiempo de responder el fuego.

PESQUISAS

Otra hipótesis atribuye el atentado con una posible vendetta o venganza por pleito de tierras, datos en poder de un equipo policial que tiene instrucciones precisas de esclarecer este nuevo crimen múltiple que se registra en Honduras, el sexto del 2019.

El reporte de la Policía refiere que “los Fúnez tienen enemistades personales por tierras, ellos se transportaban armados en su vehículo marca Nissan, tipo paila, color verde”.

“Venían del municipio de Salamá, dirección a la aldea de Timis, La Unión, Olancho, pero fueron emboscados en la cuesta El Aguacate del Cerro de la Cruz entre la aldea de Talgua y el municipio de Rosario”, concluyó el reporte emitido por la UDEP número 15.

Trascendió que la banda “Mito Padilla” se ha convertido en una de las organizaciones que más causa problemas en comunidades del extremo norte de Olancho, especialmente con asaltos y muertes por encargo.

Sus integrantes se movilizan con armas potentes, la semana anterior, tres de sus supuestos integrantes, fueron sorprendidos.

“Unidades operativas y de investigación de la Policía Nacional ubican a integrantes de una banda criminal que opera en la zona y a quienes se identifica como los causantes de esta muerte múltiple”, establece por su parte un comunicado emitido ayer por la Secretaría de Seguridad en Tegucigalpa.

“En días anteriores, la Policía Nacional arrestó a varios miembros de esta asociación ilícita dedicada al sicariato y otros hechos delictivos en esa zona del país. Autoridades del Ministerio Público y otros entes de investigación se dirigen al lugar de los hechos para proceder al levantamiento cadavérico de los occisos y recolectar evidencia relacionada al hecho criminal”, finalizó el comunicado de Seguridad.