Grave niña tras caer en olla de chilate hirviendo

Vilma Lizeth Salinas (2), cayó en una olla de chilate hirviendo, resultando con quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo, al punto que tuvo que ser trasladada de emergencia a la capital en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).

Los médicos del Hospital General del Sur, estabilizaron a la niña para poder hacer el traslado a la capital.

El epidemiólogo del Hospital General del Sur, Gustavo Avelar, explicó que “la niña cayó en esta olla de chilate y quien lo estaba haciendo, en ese instante le daba la espalda a la menor que jugaba con otra niña en ese momento”.

La pequeña sufrió quemaduras en todo el cuerpo, excepto el rostro y su abuela intentó darle los primeros auxilios aplicando manteca y pasta dental para que bajara el ardor por las quemaduras.

La infante fue ingresada de emergencia al Centro Hondureño para el Niño Quemado (Fundaniquem), donde un grupo de médicos iniciaron las evaluaciones para dar un diagnóstico de los daños que presenta la pequeña.

SALUD DELICADA

Según los informes preliminares, el estado de salud de la niña es delicado, ya que el 70 por ciento de la superficie de su piel está quemada y podría tener quemaduras de grado tres y en otras partes del cuerpo de grado dos.

“La niña tiene el 70 por ciento de su cuerpo quemado, estamos trabajando, ya está en un hospital de especialidades donde recibirá toda los cuidados y evaluaciones necesarias para que se pueda recuperar”, explicó la especialista que la está atendiendo.

Las próximas horas son vitales para que la menor pueda sobrevivir, a la niña se le realizó una cobertura hídrica con antibióticos y estabilizarla termodinámicamente para que todos sus sistemas puedan funcionar, se detalló.

La doctora indicó que “hemos hecho todo lo necesario para que pueda soportar las secuelas de las quemaduras en los días subsiguientes”.

El presidente de Fundaniquem, Omar Mejía, declaró que “un equipo de especialistas la están tratando, pero las próximas horas son decisivas para que pueda sobrevivir”.

El presidente de Fundaniquem, Omar Mejía, dijo que “un equipo de especialistas la están tratando, pero las próximas horas son decisivas para que pueda sobrevivir”.

POR ESCALDADURAS

Según las estadísticas el 90 por ciento de los pacientes que ingresan a Fundaniquem es por quemaduras con escaldaduras, ya sean sopas, agua, aceite, café y chilate en el caso de la pequeña llamada Vilma.

En la mayoría de los hospitales de referencia del país los pacientes ingresan por quemaduras con líquidos calientes y no es solo en la temporada navideña.

A causa de escaldaduras han sido atendidos seis pacientes en Fundaniquem y con el caso de Vilma ya sumarían siete, con edades entre 13 meses y cinco años, de forma que en los últimos cuatro meses se han atendido 150 pacientes.

El costo de cada uno de estos casos ronda entre 140 y 150 mil lempiras, incluyendo medicamentos, quirófano y una estadía de tres días en el centro.