Presidente brasileño abraza a oposición

Brasilia (EFE). El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, se comprometió ayer a hacer «todo lo posible para que la democracia sea restablecida» en Venezuela, ante líderes de la oposición de ese país que pidieron que el diputado Juan Guaidó sea reconocido como «presidente legítimo temporal».

La delegación venezolana, encabezada por el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma y el expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, participó en una reunión convocada por la Cancillería brasileña con diplomáticos de los países del Grupo de Lima, EE UU y un representante de la Secretaría General de la OEA.

Ledezma dijo a periodistas que el principal planteamiento que la oposición llevó a la reunión fue el reconocimiento de Guaidó, actual jefe de la Asamblea Nacional, como «presidente legítimo y temporal» del país, en sustitución del gobernante Nicolás Maduro.

«El diputado Guaidó es, por fuerza de la Constitución venezolana, por los artículos 233, 333 y 350, el legítimo presidente temporal» y «pedimos que sea reconocido como tal por Brasil y toda la comunidad internacional», declaró Ledezma junto Borges.

Según ambos líderes opositores, que están en el exilio, una vez que el Parlamento de Venezuela declaró esta semana a Maduro como «usurpador» y desconoció el nuevo mandato que asumió el pasado 10 de enero, la Constitución dice que el presidente de la Asamblea Nacional debe asumir el poder.

Eso, según Ledezma, ocurre «en forma automática», sin necesidad de que la Asamblea Nacional lo proclame como nuevo gobernante, y de esa manera se debe dar inicio a un Gobierno «de transición» que, en un plazo a determinar, tendrá que convocar a unas nuevas elecciones «libres y verdaderamente democráticas».

La delegación venezolana, también integrada por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, Miguel Ángel Martín, y el dirigente del partido Voluntad Popular (VP) Carlos Vecchio, pidió además que los países del Grupo de Lima definan y apliquen una serie de sanciones económicas a los «jerarcas del régimen de Maduro».