Se toman carretera para protestar contra el alcalde de Talanga

Regidores y habitantes del municipio de Talanga, en Francisco Morazán, se tomaron la carretera entre Tegucigalpa y el departamento de Olancho, la mañana de este jueves, para protestar porque consideran que las autoridades no han hecho nada contra el alcalde, Roosevelt Eduardo Avilés, a quien han denunciado por supuestos actos de corrupción. Además, mantienen cerradas las instalaciones de la alcaldía desde hace dos meses.

Durante la manifestación hubo quema de llantas, pero a eso de las 10:00 de la mañana los manifestantes dejaron libre la carretera y luego se dirigieron a la Casa de la Cultura, para protestar contra Avilés, ya que allí trabaja.

Hoy se cumplen 73 días de la toma del edificio de la Alcaldía Municipal de Talanga, por parte de pobladores y cinco regidores de los ocho con que cuenta la comuna. Los manifestantes exigen que el Ministerio Público (MP) investigue al edil por presuntos actos de corrupción, por lo que no liberan el inmueble mientras no reciban una respuesta por parte de las autoridades, alegan los sublevados.

El alcalde Talanga, Roosevelt Eduardo Avilés, advirtió que las tomas son realizadas por un pequeño grupo del Partido Libre.

SE BUSCARÁ CONSENSO

Ante esta problemática, el titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Leonel Ayala, manifestó ayer que el gobernador del departamento de Francisco Morazán, Merlyn Cárcamo, ya había intervenido, por lo cual se elaboró un expediente donde intervino la Comisión Jurídica y la Asesoría Legal de la Secretaría de Gobernación.

“En estos días se les dio a ellos la responsabilidad de retomar el caso y nos informaron que en la próxima semana habrá sesión de corporación en la alcaldía, pero hoy nos dimos cuenta que hubo una reacción externa a la corporación”.

Agregó que, “se les hace un llamado a los corporativos para determinar qué es lo que está sucediendo y si es necesario, que se presenten a la Secretaría de Gobernación para que expongan toda la problemática y derivar las responsabilidades, porque impedir el funcionamiento de la comuna en perjuicio de la población es un acto incorrecto y contra la ley”, dijo Ayala.

“Se va a buscar un arreglo por la vía del consenso, aunque cuando se llega a los extremos y a los radicalismos no es tan fácil solventar un problema, entonces será a través de la aplicación de la ley que se tratará de terminar con el conflicto”.

Las acciones que tienen que ver con actos de corrupción no dependen de la Secretaría de Gobernación, eso tiene que ver con las instituciones como el Ministerio Público y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) que hace la rendición de cuentas a “posteriori”, aclaró.

Las instalaciones de la alcaldía de Talanga permanecen tomadas desde hace dos meses.

¿COBROS IRREGULARES?

El problema en la alcaldía de Talanga inició luego que varios regidores denunciaron que Roosevelt Avilés estaba cometiendo actos de corrupción, ya que supuestamente se habían hecho pagos por proyectos que nunca se ejecutaron, entre otras anomalías.

Debido a que las denuncias no tuvieron eco, el 6 de noviembre, el edificio municipal fue tomado por la vicealcaldesa Merlin Ruth Gonzales (PN), los regidores, Edil Cruz (PN), Mario Moncada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Fabiola González del Partido Liberal (PL), Orlando Herculano (PL) y Rudy Banegas (PL), con el apoyo de varios pobladores.

Debido a que los manifestantes se tomaron ayer la carretera entre Tegucigalpa y el departamento de Olancho, el alcalde de este municipio señaló que la toma fue realizada por un pequeño grupo de simpatizantes del Partido Libre, para ocasionar el caos en esa comunidad.

Añadió que la toma del edificio municipal no detiene su administración, ya que él continúa trabajando en el edifico de la Casa de la Cultura, “y no nos vamos a detener, ya que se han reparado escuelas y construido siete centros prebásicos en varias comunidades”.

“Se les ha planteado a los regidores para que se haga un plebiscito para que el pueblo sea el que decida si quiere que continúe o deje el cargo, porque es el pueblo el que debe decidir”, concluyó Avilés. (EB)

El titular de Gobernación, Leonel Ayala, manifestó que aún espera en el problema haya conciliación.