A 54 ascienden las denuncias por cobros irregulares de matrícula

Pese a las prohibiciones de condicionar a padres de familia con pagos por matrícula de sus hijos en los centros educativos públicos, las autoridades de la Secretaría de Educación informaron este lunes, que ese tipo de denuncias van en ascenso.

En la primera semana de matrícula que inició el 15 de enero, las autoridades daban cuenta de una docena de quejas por esas causas. Sin embrago, las denuncias van en aumento, conforme pasan los días antes de llegar al 1 de febrero, que inician las clases.

Al respecto, el titular del Ministerio de Educación, Arnaldo Bueso, informó que a la fecha registran alrededor de 54 denuncias, por cobros irregulares de matrículas en diversos departamentos del país, en los que resalta, Francisco Morazán con 25 casos.

“Tenemos alrededor de unas 54 denuncias que se han hecho a nivel nacional, de estas 25 en Francisco Morazán; cinco, en El Paraíso; seis, en Cortés; 11, en Comayagua; tres, en Yoro; una, en Colón, Atlántida, Copán y Valle”, afirmó Bueso.

En atención a esas denuncias, explicó que están haciendo un proceso de supervisión y revisión a través de los directores departamentales para verificar cada uno de los casos que se denuncian.

De ser ciertas las denuncias, el funcionario prometió “proceder legalmente, de acuerdo lo que establece la ley”.

El funcionario dijo que está consiente de las necesidades que hay en los centros educativos del país, pero existen los mecanismos legales, a través de las sociedades de padres de familia con personalidad jurídica para gestionar fondos.

De acuerdo a las denuncias, hay centros educativos que hacen cobros que van, desde 150 a 500 lempiras. Uno de los problemas, es que, si alguien se niega hacer ese pago o no tiene la capacidad de cumplirlo, le retienen las calificaciones de años anteriores.

Según las autoridades educativas, el objetivo es evitar que ocurra lo mismo que años anteriores, donde muchos alumnos quedaron fuera de matrícula por no tener recursos económicos para pagar la cantidad de dinero que les pedían los directores del centro educativo.

Autoridades educativas informaron que ningún director de centros educativos está facultado para hacer cobros por matrícula a los padres de familia, que inscriban a sus hijos en este año escolar.

De tal manera que, desde los primeros días del presente mes, las autoridades enviaron un escrito a los directores departamentales, distritales y a los de centros educativos, en el que les instruye que queda prohibido exigir pagos para que un niño o joven pueda ser matriculado.

El artículo 7 de la Ley Fundamental de Educación prohíbe cualquier exigencia de contribución económica por parte de los docentes o autoridades educativas.