Labrador muere por 3 mordidas de “coral”

Un campesino murió envenenado el jueves anterior, tras escaparse de un sanatorio donde era atendido luego haber sido mordido en tres ocaciones por una víbora, conocida popularmente como “coral”, en el barrio San Francisco, municipio de Juticalpa, Olancho.

Se trata de Jorge Luis Triminio Lagos (23), residente y originario de la zona en mención y donde fue atacado por la serpiente. Supuestamente encantador de culebras, con las cuales hasta jugaba.

De acuerdo a familiares, Triminio Lagos tras salir de una jornada laboral en una labranza decidió irse a tomar unos tragos con unos amigos.

Al calor del alcohol el joven pretendía regresar a su vivienda, pero en el camino unas personas le dijeron que en un predio estaba una coral.

Como el hombre en anteriores ocaciones ya había casado ese tipo de anfibios, intentó atraparla para que no atacara a las demás personas.

Cuando el joven logró agarrar la víbora lo atacó en tres ocaciones, infiriéndole el letal veneno.

Ya con los síntomas del veneno el labrador fue trasladado a un centro asistencial de Catacamas, Olancho.

Supuestamente el joven no quiso seguir siendo evaluado por la mordedura de culebra, huyendo en un descuido de los médicos y del hospital.

Aparentemente el muchacho solo caminó unas cuadras, cuando el veneno todavía en su cuerpo le quitó fuerzas del cuerpo, desvaneciéndose en una acera.

Minutos después, varias personas que lo revisaron confirmaron que Triminio Lagos había muerto, dando rápido aviso a la Policía Nacional.

Varios agentes al constatar el fallecimiento subieron el cuerpo a una patrulla, siendo trasladado posteriormente a la morgue capitalina, donde fuera retirado por sus cercanos parientes.