Justicia venezolana toma acciones contra Guaidó

Caracas (EFE). La justicia venezolana tomó el martes varias medidas en contra del jefe del Parlamento y autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, entre las que se cuenta la prohibición de salida del país y la congelación de sus cuentas, aunque no se emitió una orden para su arresto.

La medida de la detención de Guaidó es esperada desde el 23 de enero cuando el parlamentario anunció ante miles de personas que se adjudicaba las competencias del Ejecutivo como presidente encargado por considerar que Nicolás Maduro «usurpa» la Presidencia, tras ganar en unas cuestionadas elecciones que tacha de «fraudulentas».

El fiscal general, Tarek Saab, presentó una solicitud al Supremo para que, como parte de una investigación preliminar, impida la salida del país a Guaidó, sus cuentas sean bloqueadas y se le prohíba «enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles».
Todas las peticiones de Saab fueron atendidas seis horas más tarde por el Supremo y confirmadas por su propio presidente, Maikel Moreno, al leer una escueta declaración ante los medios.

Antes, Saab había dicho que estas decisiones eran necesarias porque «hay un ciudadano (Guaidó) que prácticamente ha encabezado» una «acción (…) en detrimento de la Patria venezolana» que llevó a que «inclusive países extranjeros solicitasen a Venezuela medidas sumamente graves que alteran el orden constitucional, entre ellas, el aislamiento de cuentas».

El fiscal, que fue designado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente en 2017 después de haber sido electa en circunstancias que también fueron denunciadas por la oposición como fraudulentas, dijo que Venezuela está sometida a un «bloqueo económico» que afecta el patrimonio nacional y «la vida familiar de todos los venezolanos».

Saab aseguró que las medidas tomadas esta jornada tienen «basamento legal» y le permite al Ministerio Público «desarrollar una investigación» para «seguir recabando» los datos suficientes «que permita detener estos actos» que atribuye a Guaidó y que cree que «han dañado la paz» de Venezuela, su economía y patrimonio.

Guaidó, entretanto, y antes de entrar a la sesión de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), dijo que no desestima las «amenazas» y «persecución» de la Fiscalía.

«No estoy desestimando una amenaza de cárcel y no quiero que se tome así de nuestra parte y muy responsablemente les digo que no hay nada nuevo bajo el sol, lamentablemente, un régimen que no le da respuesta al venezolano, la única respuesta es persecución, represión», dijo Guaidó al ser consultado sobre la petición de Saab.