Suben lácteos, pero bajan las carnes rojas

Dos lempiras subío el precio de productos lácteos como la mantequila y el queso semiseco este fin de semana en los puestos de venta de la feria de Artesano y el Agricultor en las inmediaciones del estadio Nacional.

La libra de queso semiseco de 48 lempiras que venía costando, pasó a valer 50 lempiras; el queso con chile subió de 42 a 44 lempiras; y la mantequilla crema de 26 a 28 lempiras reportaron los comerciantes.

No obstante, productos básicos en la dieta de la población como la carne de res bajó dos lempiras, la libra de filete bajó de 65 a 63 lempiras; la libra de costilla y carne molida que venían costando 62 lempiras, pasaron a valer 60 lempiras.

La disminución también se evidenció en otras carnes como la cerdo que la libra se cotizó en 50 lempiras. Es probable que la caída de precios se registre la próxima semana indicaron propietarios de las carnicerías de la feria.

Otros productos como los mariscos y los huevos mantuvieron los costos de semanas anteriores, pero podrían registrarse incrementos en la medida que se aproxima la cuaresma o la Semana Santa que este año caerá a mediados de abril.

Los consumidores se muestran temerosos porque los constantes anuncios de sequía por la posible reaparición del fenómeno de “El Niño”, podrían despertar la especulación en los mercados hondureños.

No obstante, el gobierno, por medio de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), anunció esta semana que si se concretan los pronósticos a mediados de marzo, se cerrarán las fronteras a las exportaciones de granos.

También se estarían autorizando masivas importaciones para mantener abastecido el mercado de consumo interno y alejar así los temores por especulación. El maís se mantiene en los mercados capitalinos, luego de un vaivén presentado semanas atrás cuando subió 40 lempiras, seguidamente se estabilizó hoy día se cotiza por alrededor de 800 lempiras el saco.

Mientras que la medida de frijol de cinco libras, se cotiza en alrededor de 50 lempiras, menor en comparación a mediados del año anterior cuando se elevó a más de 65 lempiras, no obstante, este grano básico presenta costos bajos en relación a períodos pasados cuando hubo incrementos de entre 100 a 150 lempiras.