Desclasificarán información reservada de beneficiarios de exoneraciones fiscales

Los hondureños conocerán los nombres de las empresas, fundaciones e instituciones que gozan de beneficios fiscales, la Secretaría de Finanzas (Sefin) anunció que, mediante decreto ministerial, abrirá las listas de las exoneraciones tributarias, al vencerse las reservas de información.

Después de diez años, el 2018 se vencieron alrededor de 19 reservas solicitadas al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) por medio de decretos ministeriales y legislativos publicados el 2008, explicó la titular de Finanzas, Rocío Tábora.

“Aquellas que dependan de decreto ministerial, estamos procediendo a eliminar las que procedan. Dentro de esas reservas hay algunas que tienen que ver con información de los beneficiarios de los exonerados”, indicó.

La fuente reiteró que “los aspectos de esas reservas que tengan que ver con decisión ministerial, las vamos a eliminar. Sin embargo, hay algunas que están dentro del Código Tributario y tendríamos que acudir al Congreso Nacional para hacer la solicitud”.

El Código Tributario prohibe publicar el nombre de los propietarios de las empresas que reciben incentivos fiscales, por lo que la discusión se elevaría a nivel del Congreso Nacional. Pero “la ciudadanía tiene derecho a tener la información del tema de las exoneraciones en el mayor grado posible”, puntualizó.

Como parte de un proceso de revisión orientado a eliminar las exenciones improdutivas, un informe de la Sefin encontró en diciembre pasado, que en Honduras hay cerca de 2,800 beneficiarios fiscales, este año el Estado dejará de percibir alrededor de 37 mil millones de lempiras o más de 1,500 millones de dólares.

Los empresarios argumentan que son incentivos necesarios para crear trabajo y generar divisas, citan rubros como la maquila que emplea a más de 150 mil operarios. Pero el documento “Gasto Tributario en Honduras”, establece que las exoneraciones fiscales representan el 7.0 por ciento del PIB, mayor en comparación a Nicaragua y Costa Rica con 5.1 por ciento; El Salvador, 3.0; y Guatemala con 2.5 por ciento.

El sacrificio fiscal es alto, señalan economistas, al compararlo con el pago del Servicio de la Deuda, que para el 2019 ronda 40 mil millones de lempiras, indican a la par, que con la cantidad de exoneraciones se podrían construir hospitales, escuelas y carreteras. (JB)