Costa Rica inaugura moderno puerto para impulsar comercio y conexión global

Limón (Costa Rica), 28 feb (EFE).- Las autoridades de Costa Rica inauguraron oficialmente este jueves en el Caribe uno de los puertos más modernos de Latinoamérica, con coste de 1.000 millones de dólares y con el que el país pretende impulsar el comercio y sus conexiones globales.

La Terminal de Contenedores de Moín, situada en la provincia de Limón y desarrollada por la empresa de los Países Bajos APM Terminals con una inversión de 1.000 millones de dólares, permitirá por primera vez que Costa Rica reciba barcos tipo súper post panamax, con capacidad para 8.500 contenedores.

Esta es una de las mayores obras de infraestructura desarrolladas por Costa Rica en las últimas décadas y su diseño se basa en una isla artificial de 40 hectáreas con dos puestos de atraque, de los cuales el primer comenzó a operar en octubre pasado y este jueves inició a trabajar el segundo, el cual completa la Fase 2A del proyecto.

Se prevé que los tiempos de atención a los barcos se reducirán de las 40 horas que emplean los otros puertos del país, a 15 horas en la nueva terminal.

La Fase 2A consta de seis grúas pórticas capaces de generar 180 movimientos por hora de estiba y descarga, así como 29 grúas de patio en una extensión de 40 hectáreas con espacio para almacenar unos 4.000 contenedores, en su mayoría refrigerados.

El puerto, que fue dado en concesión a APM Terminals por 33 años, cuenta con 432 metros de muelle con una profundidad de calado de 14,50 metros, una dársena de maniobras de 450 metros de diámetro, que

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, aseguró este jueves al inaugurar la moderna Terminal de Contenedores de Moín que esta infraestructura abre una etapa histórica para el país.

«Este es un proyecto país, no de un solo gobierno, que dichosamente se materializa para empezar una nueva etapa en la historia de Costa Rica», declaró el presidente en una conferencia de prensa.

Destacó que este puerto representa «un mensaje de optimismo» para el país, pero advirtió que «para sacar el mayor provecho debemos seguir demostrando que somos capaces de dar el salto al desarrollo».

El gerente general de APM Terminals, Morten Engelstoft, manifestó que «Moín es un excelente ejemplo» del trabajo conjunto que la empresa realiza con gobiernos para desarrollar grandes proyectos.

«Hoy estamos inaugurando una nueva era en el comercio intrarregional e internacional de Centroamérica», aseguró.

Por su parte, el director general de APM Terminals Costa Rica, Kenneth Waugh, aseguró que esta terminal se convertirá pronto en «la más eficiente de Latinoamérica», lo que hará que el país «cambie» y «abrirá oportunidades para todos».

«Esto es un logro de Costa Rica, es de todos y todos debemos sentirnos orgullosos porque damos un salto en la competitividad a nivel mundial y que la economía de Costa Rica crezca», declaró.

Según la empresa, esta terminal de contenedores representa un cambio en los paradigmas logísticos del manejo de cargas marítimas en Costa Rica, pues puede conectar al país directamente con Asia y Europa sin necesidad de que las mercancías hagan transbordo de un barco pequeño a uno más grande.

La Terminal de Contenedores de Moín emplea a 650 personas de manera directa y según los cálculos de la empresa podría generar 147.000 empleos indirectos durante la próxima década.

Uno de los objetivos es que el puerto logre captar un alto porcentaje de los barcos grandes que transitan por el Canal de Panamá.

Con la inauguración de la Fase 2A, APM Terminals trabajará en las dos etapas restantes (2B y 3) que abarcan 20 hectáreas cada una.

La 2B empezará cuando la terminal alcance una atención de más de 1,5 millones de contenedores por año y consiste en 250 metros más de muelle y dos grúas pórtico súper post panamax adicionales.

La fase 3 se comenzará a construir cuando se alcance una atención de más de 2,5 millones de contenedores por año, y agregará 600 metros de muelle y una grúa pórtico súper post panamax.

Al completarse estas fases el puerto, situado en la provincia de Limón (Caribe) contará con un área total de patio de 80 hectáreas, las cuales estarán confinadas por un rompeolas y diques de 3.907 metros de longitud. EFE