“Coca” decomisada por la ATIC es traída a Medicina Forense

Los ocho kilos de cocaína incautados por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), en Brus Laguna, Gracias a Dios, la noche del miércoles, fue trasladada a la capital para su respectivo análisis en el Laboratorio de Toxicología Forense del Ministerio Público.

Jorge Galindo, portavoz nacional de la ATIC, explicó que el decomiso de esta droga fue ejecutado por Agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado de la ATIC, con el apoyo de la Fuerza Naval, a estructuras del narcotráfico en Brus Laguna, Gracias a Dios, y que dentro del decomiso también se encuentra un teléfono satelital,

Este caso se deriva del decomiso de 468 kilos de cocaína el 14 de septiembre de 2018, en La Ceibita, Santa Bárbara, donde el Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (Fescco) y la ATIC, interceptó una grúa en el que se conducían dos hombres que llevaban 467 kilos de cocaína en compartimientos ocultos, o caletas, bien elaborados en la plataforma.

Además, en esa ocasión se les encontró en posesión de 12 mil dólares; es decir, más de 288 mil lempiras al interior del pesado automotor, en ese caso, dos hombres fueron detenidos y actualmente se encuentran guardando prisión.

Los paquetes fueron decomisados por agentes de la ATIC el miércoles pasado, es otro golpe al cartel de Los Valle.

Las investigaciones preliminares sobre el hallazgo de esta droga es que la misma fue traída en avioneta y estaba lista para su respectiva distribución cuando fue descubierto los paquetes.

No obstante, el abogado Ricardo Antonio Castro, director nacional de la ATIC, expresó que seguiremos trabajando para continuar con la incautación de droga, porque por cada kilo que sacamos de circulación son vidas a las que salvamos”.

“Los casos de droga por lo general en la zona norte, se relacionan con las pequeñas estructuras que han quedado, después de que grandes carteles como ser Cachiros, Valle Valle, Winter Blanco, Bayron Ruiz, han sido golpeados, por lo tanto, estas personas están tratando de introducir la droga al país, una para llevarla a los países del norte y otra para comercializarla acá, que es la que causa más daño y la misma perjudica más a la población escolar”, indicó.