En balacera mueren dos policías y jefe de banda “Mito» Padilla (Video)

GUAYAPE, Olancho. – A disparos perdieron la vida este jueves dos miembros de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), equipo élite de la Policía Nacional, al enfrentarse con una peligrosa banda de “matones” que opera en el municipio de Guayape, departamento de Olancho.

En el cruce de fuego también falleció el cabecilla de ese grupo delictivo, Pedro Jaime Ocampo Padilla, conocido como “Mito» Padilla, mientras que varios de sus compinches fuertemente armados, lograron fugarse, dispuestos a enfrentar nuevamente a las fuerzas del orden.

Las víctimas son Allan José Salazar Martínez y Hersy Areli Martínez Rodríguez, miembros del equipo TIGRES de la Policía Nacional, que se desplazó hasta dicho departamento con la intención de capturar a los integrantes y cabecilla de la temida banda de “Mito» Padilla.

A los malvivientes se les acusa de múltiples delitos en esa zona del país, entre estos el sicariato y matanza de varias familias.

BANDIDOS FUERON ALERTADOS

El enfrentamiento ocurrió a las 8:00 de la mañana, según informe policial, entre las aldeas Las Vegas y Las Cumbres de Guayape, cuando los agentes intentaban atrapar a los bandoleros que actualmente operan en esa zona montañosa de Olancho.

Supuestamente, los uniformados iban a sorprender a “Mito» Padilla, pero en el intento fueron descubiertos por los criminales, originándose un enfrentamiento armado que duró aproximadamente una hora.

Durante el enfrentamiento con las fuerzas del orden también murió abatido a disparos el cabecilla del grupo criminal, Pedro Jaime Ocampo Padilla.

Durante el tiroteo, uno de los agentes falleció en el lugar y otro cuando era trasladado a un centro asistencial, informó el subinspector y vocero de Policía, Edgardo Barahona.

Además de los policías, también murió en la refriega el jefe de la banda criminal, Pedro Jaime Ocampo Padilla, conocido como “Mito» Padilla.

“Las otras personas que acompañaban a Padilla lograron darse a la fuga, pero se continúa con las operaciones para dar con el paradero de ellos”, informó Barahona.

SOLO ATRAPARON A UNO

La tarde de ayer, autoridades policiales y militares informaron haber capturado a uno de los integrantes de dicha banda criminal, en un operativo conjunto realizado en la aldea de El Volcán, municipio de Comayagua.

El supuesto bandolero es Bayron Fabricio Cerrato Padilla (25), conocido en la estructura criminal con el alias de “Fabri”, y a quien en algunas fotos se le observa fuertemente armado, posando con “Mito» Padilla y otros sujetos.

Al momento de su detención, “Fabri” se encontraba en posesión dos armas de fuego, tipo revólver, un fusil y un teléfono celular.

A Pedro Jaime Ocampo Padilla, conocido como “Mito» Padilla, se le sindica por formar y haber sido el cabecilla de una peligrosa banda criminal que opera en Olancho.

Posteriormente fue puesto a la orden de la Fiscalía de turno, por suponerlo responsable del delito de portación ilegal de arma de fuego de uso prohibido.

::: SU “RUBRO”: MUERTES POR ENCARGO

Según información policial preliminar, la banda de “Mito» Padilla operaba en los municipios del norte del departamento de Olancho, cuya principal acción delictiva es la de ejecutar muertes por encargo por fuertes sumas de dinero.

En ese sector oriental del país, los miembros de esa agrupación mantienen atemorizados a los pobladores, por su grado de operación criminal y peligrosidad.

Por ejemplo, a los compinches de Pedro Jaime Ocampo Padilla se les acusa de haber ultimado a balazos a cuatro miembros de una misma familia, el pasado 13 de enero.

Además se les investiga por al menos 30 homicidios y por otros ilícitos como el secuestro.

Por si fuera poco, también se dedican al tráfico de drogas y armas, secuestro, robo de ganado, asalto a mano armada, quitar propiedades a sus verdaderos dueños y violación de mujeres.

El pasado 8 de enero, tras un enfrentamiento con la Policía Nacional, se logró detener en la aldea Pozo Sarco, Salamá, a cuatro supuestos integrantes de dicha organización criminal.

A los sospechosos, entre ellos una dama, con edades de 19, 20, 30 y 18 años, se les decomisó dos fusiles, cargadores de distintos calibres, tres pasamontañas y vestimenta militar.

En otra operación policial, agentes policiales lograron ubicar una residencia entre los caseríos de Vallecito y La Cumbre, Guayape, propiedad de Ocampo Padilla, donde se encontró un arsenal.

Los integrantes de dicha banda delincuencial se caracterizan por disfrazarse como militares para cometer una infinidad de crímenes, sobre todo homicidios y robos.

Escondidas entre un solar y la maleza, los efectivos localizaron dos escopetas, un rifle, varios cargadores de AK-47 y municiones para distintos tipos de armas, además de vestimenta militar y binoculares.

::: PARA MENORES
El jefe criminal tenía su “escuelita” de matones

Dentro de las fechorías de las que se le acusa al peligroso “Mito» Padilla, las autoridades policiales le sindican el dedicarse a reclutar jóvenes, adolescentes y hasta niños, para pertenecer a su agrupación delictiva.

De acuerdo a informaciones extraoficiales, el cabecilla criminal se la pasaba buscando “cipotes” en los municipios del norte de Olancho, para convencerlos de pertenecer a la banda y les prestaba a los candidatos elegidos armas de grueso poder destructivo.

Posteriormente les enseñaba a manejar los artefactos explosivos y finalmente los integraba a sus actividades delictivas, entre estas, la muerte de personas por encargo.

Tal es el caso que autoridades policiales tienen varios videos realizados con celular, donde los miembros de ese grupo criminal se vanaglorian entre ellos mismos, portando, amenazando y disparando fusiles de uso prohibido.

En algunos de los videos se observa cómo el amenazante Pedro Jaime Ocampo Padilla incitaba a la violencia a sus seguidores, siempre portando armas largas y cortas.

En algunos de los diálogos, “Mito» Padilla dejaba entrever que estaba dispuesto a morir, antes de ser capturado por agentes policiales o militares.

Además, circulan fotografías en las que sale rodeado con varios de sus compinches, todos armados y vistiendo como militares.

Uno de los integrantes de la banda, Bayron Fabricio Cerrato Padilla (25), fue detenido por la Policía ayer, en Comayagua.

Tal era el grado de admiración y temor que le tenían a dicho criminal que, en esos sectores del país, varios cantantes le compusieron “corridos” o melodías rancheras.

En tal sentido, tras darse la muerte de dos agentes policiales y la de “Mito» Padilla, las autoridades ordenaron varios operativos en esa zona oriental del país, para capturar a los miembros de la banda que siguen prófugos.

Al temido delincuente también se le consideraba sumamente astuto y con buenos “conectes”, porque en seis operativos planificados para su captura había logrado huir, hasta ayer, cuando cayó abatido a disparos.

::: MASACRES
ALGUNAS DE SUS VÍCTIMAS

A los integrantes de la banda de “Mito” Padilla se les acusa de cometer una emboscada el pasado 13 de enero, en la que fueron asesinados cuatro miembros de una familia, en un sector conocido como La Cuesta del Aguacate del Cerro de la Cruz, en el eje carretero que conduce de la aldea de Talgua, Salamá, hacia el municipio de Rosario, norte de Olancho.

En esa ocasión fallecieron tiroteados los agricultores Carlos Arturo Fúnez Zelaya (70) y sus hijos Orlin Oniel Fúnez Pavón (36), Carlos Alduvín Fúnez Pavón (24), y sus primos Kevin Fúnez (24), Yefri Fúnez Castro (22), todos originarios y residentes de la aldea Timis, municipio de La Unión, Olancho.

Según informaciones, las víctimas en vida tenían enemistades personales por disputa de tierras con la agrupación de “Mito» Padilla, por lo que siempre andaban fuertemente armados, pero en esa ocasión fueron sorprendidos y ultimados por los malvivientes.