Remesas enviadas a Honduras crecieron 12,3% entre enero y febrero de 2019

Las remesas familiares enviadas a Honduras entre enero y febrero de este año sumaron 776 millones de dólares, un 12,3 % más que los 691,2 millones de dólares del mismo periodo de 2018, informó este sábado una fuente oficial.

Los envíos de dinero al país centroamericano aumentaron 84,8 millones de dólares con relación a los primeros dos meses de 2018, indicó el Banco Central de Honduras (BCH) en un informe.

De acuerdo con datos oficiales, el 80 % de las remesas enviadas al país centroamericano provienen de Estados Unidos.

Las remesas representan más del 18 % del producto interno bruto (PIB) y en todo 2018 sumaron más de 4.800 millones de dólares, indicó el organismo hondureño.

Las remesas son la principal fuente de divisas del país, por encima de las exportaciones como el café, los productos de la maquila, el camarón y otros, detalla el documento.

El año pasado, según cifras del Banco Central, las exportaciones generaron 4.373,2 millones de dólares, un 3,6 % menos frente a los 4.535,8 millones de 2017.

Las autoridades económicas de Honduras se han fijado como meta que las remesas en 2019 superen los 4.000 millones de dólares.

En Estados Unidos, según estimaciones oficiales, viven más de un millón de hondureños, la mayoría de ellos en condición irregular.

La migración irregular a Estados Unidos desde los países del Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, se ha incrementado en los últimos años.

Miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron su país a mediados de octubre de 2018 en distintas caravanas con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo.

En enero se repitió el proceso con dos nuevas caravanas que partieron desde Centroamérica, en su mayoría también familias y jóvenes.

Estados Unidos puso en vigor a finales de enero el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP), que establece que los migrantes que piden asilo en EE.UU. y no pueden demostrar que su vida corre peligro en México permanecerán en el país vecino mientras se procesa su petición, lo que se ha traducido en la devolución a México de personas procedentes de las caravanas centroamericanas. EFE