Piden suspender diálogo en Nicaragua

Managua (EFE). Varios movimientos sociales y organismos cívicos nicaragüenses demandaron el domingo a la oposición extraparlamentaria que mantiene negociaciones con el gobierno de Daniel Ortega, con las que se busca superar la crisis que estalló en abril pasado, a que suspendan esas conversaciones.

«La Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil (ANS) hace un llamado a la Alianza Cívica (por la Justicia y la Democracia) a no prestarse al juego y suspender sus conversaciones con la dictadura», en alusión al Gobierno de Ortega, señaló ese grupo en una declaración pública.

La AMS y la Alianza Cívica, la contraparte del Gobierno en las negociaciones que comenzaron el pasado 27 de febrero, pertenecen a la Unidad Nacional Azul y Blanco, una coalición creada en octubre pasado y conformada por movimientos y asociaciones estudiantiles, políticas, académicas, profesionales, feministas, campesinos y empresarios.

La AMS explicó que está a favor de la resolución pacífica de las controversias, pero «alerta a la ciudadanía que, para la dictadura, la participación en el diálogo va de la mano con la continuidad de la represión contra la población y la militarización del país con el objetivo de encauzar la negociación a prolongar su control del poder».

Observó que mientras «la dictadura Orteguista» por un lado se sienta supuestamente a negociar, de manera simultánea continúa la represión, mantiene la supresión de las libertades y derechos políticos y sociales consignados en la Constitución.

También que lastima con crueldad a las presas y presos políticos, y legisla con serias afectaciones para la ciudadanía, imponiendo una reforma fiscal que, entre otras consecuencias ha producido un aumento del 30% en el precio de la canasta básica, continuó.