Certifican a San Pedro Sula como la primera ciudad en proteger El Merendón

«Seguimos rompiendo paradigmas y haciendo historia en San Pedro Sula, al recibir el Certificado de Plantación para Protección Forestal y Certificación de Regeneración Natural en la Zona de Reserva El Merendón, (ZRM), logro obtenido gracias al arduo trabajo que junto a la sociedad civil y sector privado hemos logrado», remarcó el alcalde Armando Calidonio Alvarado, al recibir los certificados de las autoridades del Instituto de Conservación Forestal (ICF).

Continuó que dicha acción es un hecho inédito, pues San Pedro Sula es el primer municipio de Honduras en recibir ese reconocimiento, que denota solo la labor ordenada que durante cinco años ha realizado la Municipalidad sampedrana a través de la Gerencia de Ambiente y el pueblo sampedrano.

Precisó que desde su primera administración municipal el medio ambiente y su preservación han sido crucial, al grado que dentro del Plan Maestro de Desarrollo Municipal (PMDM) se tipifica el componente el Plan Municipal de Desarrollo Sostenible con enfoque de Cambio Climático, donde han trazado el camino que la ciudad ya está desarrollando.

El jefe edilicio destacó que «hemos recuperado el 100 por ciento de las áreas de pino dañadas por los incendios y el gorgojo en la Zona de Reserva de El Merendón¨.

El alcalde Calidonio indicó que “es la primera municipalidad que le dan el título de silvicultor, el certificado de las áreas reforestadas y esto es algo muy importante, es algo que definitivamente marca la diferencia como la primera municipalidad con estos alcances, compromisos y resultados concretos y puntuales en la Cordillera de El Merendón”.

El ICF certificó a la alcaldía municipal de San Pedro Sula, como la primera ciudad en regenerar El Merendón.

Añadió que “nos sentimos muy contentos y son hechos y no palabras, ya tenemos plantaciones de cuatro y cinco años, así que nos sentimos satisfechos, hay mucho por hacer y hay que seguir trabajando muy fuerte”.

Detalló que los motiva mucho para seguir trabajando fuerte, no es un trabajo fácil mantener una hectárea reforestada y cuidarla por cuatro años, no digamos miles de hectáreas. No hay ningún municipio que tenga un balance positivo en el mantenimiento de sus bosques, por ejemplo nosotros tenemos una pérdida de 3.7 hectáreas por año y estamos reforestando 110 por año, así que tenemos un balance extremadamente positivo”.

En la historia forestal de Honduras, San Pedro Sula es el primer municipio en recibir el Certificado de Plantación para Protección Forestal y Certificación de Regeneración Natural en la Zona de Reserva El Merendón, (ZRM) por parte del ICF.

En ese sentido dijo que «juntos estamos logrando la transformación de una San Pedro Sula aún más verde, donde el medio ambiente es pieza clave para garantizar a las presentes y futuras generaciones una mejor ciudad para todos.

El equipo edilicio realiza un trabajo constante cuidando la reserva de la cordillera.

Destacó que el reconocimiento es el resultado del arduo trabajo que durante cinco años ha realizado la Municipalidad sampedrana, con el apoyo de empresas, fundaciones e instituciones, así como sociedad civil, que trabajan en la protección de El Merendón y el cuidado del medio ambiente.

La municipalidad de San Pedro Sula recibió la Certificación por plantación forestal en 78.45 hectáreas reforestadas con 258,745 árboles y Certificado de regeneración natural de pino en 108.94 hectáreas con 906,925 árboles.

La certificación la entregó el coordinador nacional del Programa de Reforestación del ICF, Héctor Lagos, en un acto protocolario que se llevó a cabo en las instalaciones del Banco de Germoplasma “Héctor Sabillón Cruz”, con la participación de la Corporación Municipal y representantes de varias instituciones que trabajan en la protección de El Merendón, así como habitantes de esa sierra.

Lagos aseguró que son 108 hectáreas certificadas como regeneración natural de bosque de pino, es una plantación de cuatro años, constando así en el campo que está la regeneración natural y también están las áreas que se han plantado».

Armando Calidonio garantizó que el trabajo no termina aquí, sino que continuará.