Facultad de ingeniería exige racionar energía a los morosos

En las últimas horas el departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras emitió un extenso pronunciamiento ante la crisis que atraviesa el subsector eléctrico del país.
Hacen ocho recomendaciones entre las que se destacan que el operador de la red de distribución EEH debe publicar los circuitos de distribución en todo el país en los que se han detectado las mayores pérdidas y en los que se haya comprobado que existe un alto porcentaje de hurto de energía.
Una vez publicados tales porcentajes, anunciar por los medios de comunicación los horarios de racionamiento de energía progresivos mensualmente que pueden comenzar con dos horas diarias para el primer mes.
Exigir por vía de los principales medios de comunicación del país que las personas que no tienen medidor instalado y que no esté conectado en legal y debida forma, se presenten de inmediato a las oficinas de EEH a regularizar su situación, caso contrario si el problema persiste se incrementará el horario de racionamiento el mes próximo.
En caso de persistir el problema, proceder a publicar los nombres de los deudores de energía y que el Ministerio Público, en conjunto con las Fuerzas Armadas y EEH levanten acta de comisión de delito, para el respectivo proceso legal pertinente.
Recomiendan también la renegociación del contrato de EEH, que el gobierno comience de inmediato el pago mensual de la energía que consume a la ENEE.
Asimismo consideran que la ENEE debe determinar los costos de las principales obras de transmisión que se requieren para el Sistema Interconectado, tales costos deben ser determinados de forma transparente y con criterios cuyo objetivo principal sean únicamente obtener los mayores beneficios para el país y no obedeciendo a intereses particulares.
El Gobierno debe promover a los consumidores programas de ahorro de energía eléctrica orientados al reemplazo de la estufa eléctrica por estufa de gas o ecofogones.
Uso de las lámparas de sodio y mercurio de alumbrado público en lugar de lámparas de inducción o lámparas LED de bajo costo. Hacer conciencia del uso racional de energía en instituciones del Estado, que, al no pagarla, porque lo hace Sefin, la derrochan.
Promover la eficiencia energética para que los usuarios reemplacen los aires acondicionados antiguos por tecnología Inverter. Fomentar el uso racional de letreros de publicidad iluminados en las ciudades de San Pedro Sula y Tegucigalpa, etc.
Las causas de la crisis
En el documento los ingenieros dejan claro que la debacle de la estatal inició desde el 2003 donde gobiernos y administradores de la ENEE no han podido detener el déficit por varias razones como ser:
Altas pérdidas técnicas y no técnicas, el incumplimiento del pago mensual de la energía que consumen las dependencias del Gobierno, El pliego tarifario con el que se cobró a los abonados no fue actualizado cada 4 años en la época en que estaba en vigor la Ley Marco del Subsector Eléctrico, se tuvieron varios pliegos tarifarios en los años 1998, 2009 y 2014, lo que provocó que la ENEE no cobraba el costo real de la energía a los abonados.
También enumeran la compra de energía renovable sobre valorada, la no inversión en transmisión produciéndose serios problemas técnicos que han debilitado la estabilidad y confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional, aumentando las pérdidas técnicas, impidiendo así la importación de energía a menores precios desde otros países de Centroamérica.
Por otro lado, dejan claro que los abonados de la ENEE derrochan energía en perjuicio de su propia economía y de dicha empresa.