Taxistas se apoderan de calle aledaña al San Felipe ¿Y la Policía de Tránsito?

Los trabajos que realiza la Alcaldía del Distrito Central en la capital para mejorar el tránsito de vehículos, provocan a diario un tremendo congestionamiento vial.
Las obras, sin duda, ayudarán en el futuro inmediato a descongestionar muchos sectores de Tegucigalpa y Comayagüela, sin embargo, en algunas zonas, los conductores del transporte público en lugar de ayudar, agudizan la situación.
Un ejemplo claro se observa todos los días en la calle que se ubica a un costado del Hospital San Felipe, donde los conductores de taxis se han apoderado de ese tramo vehicular.
Los ruleteros estacionan sus unidades a los dos extremos de la calle, dejando un reducido espacio para el paso de los demás automotores, lo que genera largas hileras de carros.
Los puntos de taxi funcionan en esa zona, sin importar que sean un estorbo para los otros conductores que tienen que hacer  maniobras para pasar.
Los conductores tienen  que arreglársela para evitar golpear a los otros vehículos que circulan en sentido contrario e incluso a los taxis aparcados a los extremos.
Lo interesante de todo, es que casi a diario tienen que llegar los agentes de Tránsito para ayudar a descongestionar la zona, pero las autoridades de ese ente policial no hacen nada por organizar a los ruleteros.
Los conductores consideran que es necesario que la Dirección de Viabilidad y Transporte e incluso el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), hagan algo para evitar que los taxistas se sigan tomando esa zona.
Lo mismo sucede en otros puntos de la capital, donde los taxistas, los conductores de autobuses e incluso los choferes de microbuses «brujitos» hacen lo que quieren y la gente se pregunta ¿Y la Policía de Tránsito?