Promueven participación femenina en sector café

Con un fondo de 20 mil euros, más de medio millón de lempiras, organizaciones europeas, hondureñas y del gobierno echan a andar un programa de inclusión de género en la cadena de valor del sector café.
El proyecto consistirá en capacitar, por lo menos, un 20 por ciento de la mano de obra femenina, mediante la red de organizaciones ligadas a la caficultura hondureña como cooperativas y gremiales para elevar la competitividad del rubro.
Para ello, representantes del Consejo Nacional del Café (Conacafé), la Organización No Gubernamental Rikolto y Solidaridad de origen belga y holandés, respectivamente, suscribieron ayer un convenio en un hotel capitalino.
La representante de Rikolto en Honduras, Anabel Guzmán, manifestó que trabajan en el fortalecimiento del sector café, cacao y hortalizas. “Estamos apoyando al Conacafé con financiamiento y asesoría técnica para la inclusión de la mujer en el sector cafetalero”.
Pese a que el sector café es el más importante del sector agrícola, dijo que el trabajo de la mujer es “invisibilizado, a pesar que existe un marco legal que promueve la equidad de género, no se ha venido trabajando ampliamente”.
Mediante esta alianza, las organizaciones participantes se proponen impulsar la capacitación de la mujer y contabilizar la cantidad de féminas que trabajan entre las 120 mil familias que componen la comunidad de productores a nivel nacional.
Guzmán contó que actualmente, existe participación femenina en la parte de procesamiento y exportación de café a mercados exigentes lo que constituye un elemento importante en la parte competitiva del rubro.
El proyecto comienza con un monto “de 20 mil euros que se están financiando de manera conjunta, pero a futuro esperamos inyectar más recursos para esta iniciativa”, detalló la entrevistada.
El delegado presidencial de Conacafé, Jacobo Paz Bodden explicó que uno de los objetivos del proyecto es conocer la cantidad de mujeres y la participación que tienen en el sector cafetalero hondureño.
“En segundo lugar es apoyar con capacitación y que utilicen los recursos disponibles a corto plazo y evitar que la cosecha 2019-2020 haya una disminución fuerte”, por el desincentivo que se deriva de la caída de precios en los mercados internacionales.
“Vamos a trabajar con las cooperativas, las gremiales de productores, identificando problemas específicos. Creemos que la cantidad de mujeres que están en el rubro ahí la vamos a conocer”.
Seguidamente, y en base a los resultados de la primera fase del programa, estarán elaborando una política de equidad de género para ser implementada en toda la cadena de valor del café, producción, intermediación y exportación del aromático. (JB)