Cerebro financiero de “Los Cachiros” queda preso

El Tribunal en Materia de Corrupción en audiencia de declaración de imputados resolvió dictar ayer la medida de detención judicial para tres de los implicados en el caso“Patuca III Colusión y Corrupción”.
Se trata de Francisco Arturo Mejía, Roberto Arturo Mejía Salgado y Waldina Lizzette Salgado Pérez, núcleo familiar que tienen aparte otro proceso penal por suponerlos responsables del delito de lavado de activos.
Además de ello, el ente fiscal los vincula como administradores y socios del clan de narcotráficantes conformado por los hermanos Rivera Maradiaga conocidos criminalmente como “Los Cachiros”.
Los imputados deberán permanecer en el Centro Penitenciario Nacional de varones, así como en la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), ubicado en Támara, Francisco Morazán.
Los fiscales destacaron que Mejía Salgado era el “cerebro financiero” de Los Cachiros y que se había quedado manejando el dinero de ellos a través de otras empresas.

SOLO MEJÍA

De acuerdo a lo que se desarrolló en esta audiencia, los imputados Roberto Arturo Mejía Salgado y Waldina Lizzette Salgado Pérez, solicitaron a la juez que conoce este caso, no estar presentes en la audiencia inicial por lo que serán representados por su apoderada legal, Doris Ismelda Madrid.
En lo referente a la decisión de solo estar presente en la audiencia inicial el abogado y notario Francisco Mejía, la reconocida apoderada de la familia, explicó que es una decisión personal tomada por la familia, ya que la persona que conoce acerca del todo proceso de la licitación es el señor Mejía.
La togada compartió que“mi representado me manifestó que aunque no es necesario su presencia en la audiencia inicial, sumado a que es sumamente incómodo el traslado de un ser humano privado de libertad a las audiencias señaladas en el proceso penal, particularmente yo, Francisco Arturo Mejía, sí deseo participar activamente porque es mi libertad personal, la de mi esposa y mi hijo como derecho humano fundamental que esta puesta en la balanza de la justicia y no en una acusación más estadísticamente hablando del ente acusador de la función pública”.
No obstante, la audiencia inicial quedó programada para el lunes ocho de abril, en la misma también se presentarán otros seis implicados en el caso, quienes gozan de medidas sustitutivas.
En este mismo caso, la jueza que lleva la causa libró una orden de captura contra uno de los implicados por no presentarse voluntariamente a la audiencia de imputados.

EN CAMIÓN

El martes pasado, el juez de letras penal con jurisdicción nacional les dictó a los tres abogados un auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva por lavado de activos y asociación para cometer lavado de activos.
Con dos horas de retraso, a bordo de un camión del Instituto Nacional Penitenciario, fueron trasladados los tres miembros de la familia Mejía Salgado desde Támara, Francisco Morazán, hasta el Juzgado de Letras Penal en materia de Corrupción.
El Ministerio Público a través de la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y la Corrupción (UFECIC), con la colaboración de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), profundizaron las investigaciones en el denominado caso“Patuca III Colusión y Corrupción”, resultando de las acciones el primer requerimiento fiscal en torno al caso que involucra a una decena de personas en la presunta comisión de varios delitos que significaron un perjuicio económico al Estado de Honduras de más de cuatro millones de lempiras.