No hubo para más

SAN PEDRO SULA. Ni Marathón tuvo la capacidad de sostener una ventaja en dos ocasiones durante el encuentro y al Real España siempre le alcanzó el tiempo para librarse de una derrota en un derbi que se vivió con pasión y que tuvo cuatro goles como para no aburrirse en el “Yankel”.
Desde muy temprano el Marathón se puso arriba y todo parecía indicar que establecía distancias definitivas en este clásico.
Un mal rechazo de la zaga del Real España, despejando a como diera lugar le dejó la pelota de ganancia a Carlos Róchez que se sacó la marca de José Tobías dejándolo tendido en la grama mete rezago que repele Leverón para dejar el esférico en el aire listo para que Arboleda la prenda de volea que sirvió como pase a media altura y que Carlo Costly le terminara metiendo la cabeza ante la tibia resistencia de Getsel Montes y poner a celebrar a la afición verdolaga. Apenas se cronometraban dos minutos de juego.
Uno de los antagonistas del juego fue el árbitro central Héctor Rodríguez, primero omitió una clara mano de Bryan Barrios en el área ya que detuvo con su extremidad superior una pelota en la que ya lo había dejado fuera de circulación Darixon Vuelto.
La “Máquina” buscó el empate ensayando con el disparo de larga distancia, primero lo intentó Rony Martínez muy por encima del travesaño y después Jhow Benavídez obligó a Denovan a custodiar con una volada tras un misil que se fue pegado al poste derecho de los verdes.
El diminuto Vuelto comenzó a lanzar dardos sobre la meta de los locales en los minutos postreros, primero hizo volar a Torres para sacar un disparo al tiro de esquina luego de haber aguantado a su marcador en el área. Rony Martínez también obligó al cuidapalos verde a realizar un manotazo a la esquina tras un cabezazo que se cantaba como gol.
Después de jugarse la media hora de juego, Solano logra recuperar un balón en su mediocampo, pero no se complementó con sus compañeros en defensa y este solfeo fue aprovechado por Darixon Vuelto para quedarse con la pelota y fusilar con disparo alto la portería rival. De esta forma consolidó en empate la presión a la que tenían sometido al “Monstruo”.

MÁS GOLES

El Marathón se volvió a poner adelante en los cartones a los 61’ de acción. Un tiro de esquina lanzado desde la derecha fue despejado de puños por el “Buba” López al punto donde lo prohíben los cánones del fútbol: frente a su área. Solano trató de enganchar a puerta pero la pelota terminó rebotando un defensor para terminar rebotando en el vertical, de retorno le quedó a placer a Costly que solo tuvo que meterle su bota a las redes.
Nuevamente los aurinegros se abalanzaron sobre su rival para buscar el empate. Una conexión entre Alfredo Mejía e Iván Lopéz terminó con tremendo disparo que iba dirigido al ángulo, pero los guantes de Denovan Torres postergaban el empate en este partido.
A falta de cinco minutos para terminar el partido llegó el gol del empate. Un tiro libre desde la derecha fue enviado al punto penal por Benavídez, jugada ensayada que busca la cabeza de Ángel Tejeda que recién acababa de ingresar y que logró dirigir el balón con su testazo rumbo a las redes.