Helga Sierra una apasionada del arte abstracto

Nuestra entrevistada nació y creció en Tegucigalpa. Se considera una artista multidisciplinaria, emprendedora, soñadora.
Actualmente tiene un estudio de arte y también hace consultorías de estrategias de mercadeo, publicidad y diseño. Cuando no esta trabajando practica deportes o se toma un buen café. “Soy una persona que contribuye positivamente en el mundo al utilizar los dones y talentos que Dios me ha dado”, expresa con alegría.
Se trata de la artista visual Helga Sierra, quien se formó con la maestra Carolina Carias de los 8 a los 18 años, graduándose con excelencia acádemica de Academia Los Pinares de Tegucigalpa.
Estudió una licenciatura en Administración de Empresas y un técnico en Arte en “Abilene Christian University”, en Abilene, Texas.
Tiene una Maestría en Administración de Empresas (MBA) con un enfoque en manejo de ONGs de Lipscomb University en Nashville, Tennessee.
Aprendió diseño gráfico y fotografía, de forma autodidacta.
Es una apasionada del arte abstracto y pese a su juventud tiene una gran trayectoria en ese campo, por lo que quisimos auscultar acerca de su vida y trayectoria:
¿Cómo se inició en el mundo del arte y qué la motivó a ello?
Desde que recuerdo siempre he estado creando algo, ya fuera a través de mi cámara o pinturas. Cuando estaba estudiando mi licenciatura en negocios tomé la decisión de agregar un técnico en arte. Mientras estudiaba también laboraba y estos trabajos fueron los que me iniciaron en el mundo del diseño.
Sin embargo, no fue hasta el 2015/2016 que tuve la convicción de que necesito crear, y por eso soy una artista.
A finales del 2015 tomé la decisión de tomar una carrera profesional en el arte, para esto leí diferentes libros, asistí a paneles de información y comencé a pintar como nunca antes.
En ese mismo año decidí enfocarme en el arte abstracto, ya que es un proceso bastante amplio, soy una persona que necesita estructura, excepto al momento de usar un pincel.
El arte abstracto me permite tener un plan, pero a veces no. Me indica no tener que crear una obra “perfecta” y me permite jugar con cosas nuevas. La primera vez que pinté un abstracto fue en la Universidad, y recuerdo que fue algo muy natural para mí. Cuando pinto o estoy en el proceso de crear algo nuevo, es como si el tiempo se para o como si todo se mueve en cámara lenta. Mis ojos notan colores, texturas, y me hago preguntas de por qué pasan ciertas cosas o por que las personas actúan de cierta manera.
El mundo del arte no es fácil: requiere muchas horas de trabajo, mucho ánimo, disciplina y curiosidad. A medida crezco en este mundo reconozco la necesidad de seguir aprendiendo, seguir refinando mis habilidades y aprender de otros.
¿Qué significa el arte contemporáneo? ¿Por qué se inclina por este tipo de arte?
Según el departamento de arte de New York University el arte contemporaneo es: el arte de hoy, producido por los artista que están viviendo en el siglo 21. Su arte es una combinación dinamica de materiales, métodos, conceptos y sujetos que cambian los límites del arte tradicional y desafían una definición facil.
Al leer la definición de lo que es el arte contemporáneo me emociono. La mayoría de mi arte es arte abstracto, que tiene sus orígenes en la década de los 40. Pero esta definición indica que para crear una pintura no necesariamente tengo que utilizar pintura (lo tradicional), si no que mi arte puede romper con barreras estéticas, mentales, sociales, etc. Dentro de mi práctica artística ya estoy explorando nuevos métodos, nuevos materiales, inclusive los temas que he buscado explorar son diferentes a lo tradicional dentro del mismo mundo contemporáneo en Honduras.
Su visión del arte contemporáneo en Honduras
En Honduras existen muchos artistas que tienen una práctica de arte contemporáneo, pero quizás muchos no son conocidos. En general el arte tradicional (retratos, paisajes, etc) se prefiere y nuestro mercado de ventas es limitado.
En mi caso con el arte abstracto, la mayoría de las personas me preguntan: ¿Qué es el arte abstracto? En general, solo personas con una nivel educativo alto o que han viajado al exterior conocen lo que es.
Sin embargo hay diferentes instituciones culturales nacionales que hacen sus esfuerzos por promover el arte contemporáneo, pero en mi experiencia el público en general es limitado. He tenido la oportunidad de trabajar con estas diferentes instituciones y la verdad es que muchas están dispuestas a apoyar las ideas que he tenido.
La profesionalización del ámbito artístico en Honduras es carente. Existe un estigma general de que los artistas son bohemios o que no van a cumplir, y todos en el medio contribuimos a esta idea, ya sea positiva o negativamente. En mi caso, espero que todos aquellos que tengan interacciones conmigo reconozcan de que el arte es algo que me tomo en serio, no solo es parte de compartir las cosas de mi alma, si no que para vivir del arte hay que tratarlo como un trabajo.
Las pocas personas que pueden decir que viven del arte han tenido experiencias en el exterior o tienen más de 10 o 20 años de estar en el medio y la mayoría ni siquiera estudiaron arte a nivel universitario. Aquellos que han estudiado arte a nivel universitario muchas veces estudiaron afuera del país y cuando regresan no pueden generar los ingresos económicos para vivir a través del arte.

¿Tiene limitantes el arte contemporáneo en el pais?
En los dos años que tengo de haber regresado a Honduras, he conocido a muchos que no solo viven en el país si no que también salen del país en busca de oportunidades, porque el cambio a lo nuevo y diferente pareciera que es un temor en nuestra sociedad. El arte contemporáneo en Honduras tiene muchas limitantes, pero también genera una infinidad de posibilidades.
No puedo hablar por todos los artistas, pero mi meta es seguir creando cosas que sean innovadoras en mi país pero que compitan a nivel mundial. Cada vez que tengo una exposición me imagino el día en que estaré en Londres o Nueva York mostrando mis obras. Creo que si no sueño en grande, me conformo con lo que está alrededor mío y no nací para conformarme a este mundo.
¿A que artistas admira o si es seguidora de alguno en el plano nacional e internacional?
Henri Matisse,Mark Rothko,Joan Mitchell, Yves Klein Degas, Kyle Steed, Arlindo Camacho, Shantall Martin,Juan Miguel Marín, Dan Roosegard.
Admiro a los hondureños Adonay Navarro, Scarlett Rovelaz, Santos Arzú Quioto, Orlando Roque, Miguel Romero, Pavel Aguilar, Adán Vallecillo y Dany Barrientos.
Siempre estoy siguiendo y aprendiendo de artistas y creadores de diversas disciplinas más que todo en pintura, fotografía y diseño gráfico.
Artísticamente hablando como se define usted?
Soy de las pocas mujeres que crean arte abstracto en Honduras. Me gusta el color, el trazo, pero sobre todo encontrar la armonía en las composiciones que estoy creando.
Actualmente me estoy enfocando en el “Movimiento” como metáfora de la palabra cambio. Estudio como las personas se mueven de un lado al otro y creo abstracciones de las figuras que quedan plasmadas en la línea tiempo-espacio. Estas observaciones sirven de plataforma para las obras finales, generalmente pinturas con colores que expresan emociones y trazos que asemejan los lugares en dónde he estado.
Durante el último año comencé a combinar con arte objeto, instalación y medios mixtos en fotografía.
 ::: Los consejos de Helga:
-A la persona que nunca ha conocido un Museo: visítelo. Los museos son para todos y pueden ser un lugar que le incite a usar su imaginación. No tenga miedo de preguntar, pues en el proceso de aprendizaje la curiosidad es de lo más valioso. Honduras tiene muchos centros culturales que debe conocer.
-A los jovenes con sueños: Estudien duro, sueñen en grande, sigan cuando las cosas se ponen dificiles.
-A los demás artistas: Gracias a los que han ido por delante de mí. Tengo mucho que aprender de ustedes.
A mis contemporáneos y los que están por venir:
Salgan del país a conocer lo que otros están creando. Estudien a otros artistas pero dediquen tiempo a explorar quienes son. Un estilo no es algo que se define de un día para otro. Aprendan a colaborar y aprender de otros.
-A los coleccionistas: Gracias. Cada vez que compran una obra no sólo contribuyen a mi economía y sueño, si no a la promoción del talento y la economía nacional .