Que capturen hasta el último de la banda de “Mito” pide JOH a policías

A un costo de casi 70 millones fue inaugurado el moderno edificio de la Policía Nacional, en Catacamas, Olancho, por el Presidente de la República, Juan Orlando Hernández; el ministro de Seguridad, general Julián Pacheco Tinoco, y las autoridades de la Policía Nacional.
El nuevo inmueble está disponible para 160 agentes del orden y seguridad, en una de las zonas donde ha operado el crimen y los ajustes de cuentas entre familias son habituales.
El área total del complejo es de 3,000 metros cuadrados y solo el edificio cuenta con 1,528.42 metros de construcción. El valor de la obra es de 69,312,595.19 lempiras y el proyecto se llevó a cabo en 350 días (50 de diseño y 300 de construcción).
PRIMERA ORDEN
Después de reconocer la credibilidad y el proceso de transformación de los complejos policiales, como este, el mandatario ordenó a los policías capturar hasta el último integrante de la banda de “Mito” Padilla.
“Un día dije que la Policía no puede descansar hasta que capturen al último de la banda de “Mito” Padilla y lo pongan a las órdenes de la justicia. Y sino, que me den una semana y yo me encargo”, dijo Hernández, quien expuso que esas bandas criminales no pueden seguir sometiendo a todo tipo de vejámenes y abusos a la población.
“No puede ser posible que estos criminales traten a la población tan mal. Esa esclavitud que han hecho vivir a los pobladores nunca tuvo que pasar”, dijo.
Seguidamente agregó que “nunca tuvo que suceder y menos cuando se trata de personas de la tercera edad o de niños y niñas”.
Por su parte, el general Pacheco destacó el apoyo del gobierno a la Policía Nacional, con la construcción de la nueva sede en un predio que era baldío, y confirmó que fortalecerán con mayor seguridad los corredores de Olancho.
En tanto, el alcalde de la ciudad, Lincoln también reconoció la gestión que no tuvo miedo de enfrentar la delincuencia en la zona. Al acto, también asistieron los ministros Reinaldo Sánchez y Lisandro Rosales.