Producción nacional decreció un 0.9% en el primer bimestre

La producción nacional, en términos de volumen, registró una variación acumulada de 2.8 por ciento a febrero 2019, significa un menor crecimiento de 0.9 por ciento en relación al 3.7 por ciento observado en los primeros dos meses del 2018, según el Banco Central de Honduras (BCH).
El decrecimiento, se relaciona en parte con la reducción de 0.4 por ciento en Industria Manufacturera (crecimiento de 5.3% en 2018).
La producción resultó favorecida en primer lugar por la Intermediación Financiera, Seguros y Fondos de Pensiones con un crecimiento de 6.1 por ciento (5.8% en igual período de 2018), a raíz de mayores intereses y comisiones sobre préstamos que favorecieron los servicios de Intermediación Financiera (6.3%), en base a la cartera crediticia destinada al consumo, comercio y propiedad raíz.
Mientras, la actividad de Seguros y Fondos de Pensiones incrementó 1.3 por ciento, debido al alza en los ingresos por la colocación de primas de seguros de vida colectivo, accidentes y enfermedades, y vehículos automotores.
Por su parte, el crecimiento en la demanda local de internet, telefonía móvil y cable impulsó las telecomunicaciones; en tanto el comercio se benefició por el incremento en los volúmenes vendidos de bienes de consumo e insumos para las industrias.
Por su parte, el desenvolvimiento de la agricultura se basó en la mayor producción de fruta de palma africana, tubérculos, hortalizas y legumbres, frutas y banano. La construcción privada evidenció un alza que resulta de ampliaciones de edificios comerciales y bodegas, así como de la edificación de viviendas para la clase media y obras para la prestación de servicios. Finalmente, la actividad electricidad y distribución de agua mostró una variación positiva, atribuida a la mayor generación de energía con fuente térmica.
La producción de bienes y servicios en Centroamérica, medida a través del el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), en su serie original, registró en enero de 2019 un desempeño positivo, por el impulso observado en Guatemala, Honduras, y Costa Rica; básicamente por las actividades de: Intermediación Financiera; comunicaciones; comercio; agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.