China (Taiwán), una nación amiga

Por: Jaime Martínez Guzmán
Exsecretario de Educación
Como anotamos en artículo anterior, la isla de Formosa que en la actualidad forma parte de la República de China, Taiwán, fue avistada primero por navegantes portugueses, después colonizada en partes de su territorio por españoles y holandeses, cedida a Japón por China al ser derrotada en guerra que sostuvieron ambos países, recuperada después de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Al final de una cruenta guerra civil, el gobierno legítimo que encabezaba el general Chan Kai-shek tuvo que refugiarse en Taiwán, con cerca de dos millones de sus seguidores, al ser derrotado por los comunistas, liderados por Mao Zedong.
Chang Kai-shek siempre creyó que su gobierno trasladado a Taiwán seguía siendo el legítimo y que en algún momento podría recuperar el territorio perdido de la China Continental, lo que no fue así. Hasta 1971 el gobierno instalado en Taiwán (China Nacionalista) fue el reconocido en la comunidad internacional, con representación en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin embargo, en dicho año la Asamblea General de la ONU votó a favor de declarar a la República Popular de China, como legítimo representante. A pesar de la indicada declaración, de la amenaza permanente del régimen de China Popular de someter por la fuerza a Taiwán, a quien llaman “provincia renegada” y además al establecimiento de relaciones diplomáticas de muchos países, condicionados a que las rompan con Taiwán; esta próspera nación sigue adelante con dignidad, orgullo y valentía, constituyéndose en un digno ejemplo de desarrollo integral.
En la actualidad el gobierno de China, Taiwán es semi presidencialista, el presidente y el vicepresidente son electos, por cuatro años, en sufragio universal; el primer ministro y el Gabinete de Gobierno son nombrados por el presidente, conformando todos el Yuan Ejecutivo. Otros poderes del estado son el Yuan Legislativo (parlamentarios), el Yuan Judicial (jueces), el Yuan de Control (desempeño de funcionarios) y el Yuan Examinación (ingreso al servicio público). Los presidentes pueden reelegirse una sola vez. La actual presidenta, doctora Tsai Ing-wen, ha manifestado que se postulará de nuevo para las elecciones del 2020.
Elemento esencial para que China, Taiwán, dado su desarrollo económico y social, sea uno de los países denominados “tigres asiáticos” es su empeño permanente en la educación de su población. Ella tiene como objetivo principal “la formación de los jóvenes de manera competitiva y así ayudarlos a adaptarse al mundo globalizado y en constante cambio, con una visión creativa y humanista”. En ello invierte entre hasta el 25% de su presupuesto anual, instrumentando el modelo denominado “economía del conocimiento”. Para un país pequeño territorialmente y con pocos recursos naturales, la base de su crecimiento económico y su prosperidad ha sido la inversión en la formación de su recurso humano y en la tecnología.
El sistema educativo de China, Taiwán establece 12 años de educación obligatoria: la primaria (6-12 años de edad), la secundaria básica (12-15 años) y la secundaria superior (15-18 años). La continuidad de estudios está garantizada con más de 160 universidades e institutos tecnológicos. Productos del sistema son: un índice de alfabetización de 98%, un 95% de los estudiantes acceden a la secundaria superior, convertirse en la tercera potencia mundial a nivel tecnológico y uno de los países con menos inseguridad ciudadana. Su sistema educativo se proyecta al mundo con el otorgamiento de becas para estudios de pregrado y postgrado en sus prestigiosas universidades, igualmente con la asistencia técnica de connotados expertos, principalmente, en campo de la agricultura. Veamos en síntesis, la colaboración solidaria que esta nación amiga ha brindado a Honduras:
Hasta ahora, alrededor de 600 jóvenes hondureños han tenido la oportunidad de gozar de becas completas para estudios en universidades de aquel país, siendo dos tipos de becas: 1) MOFA (Ministerio de Relaciones Exteriores), un año de estudio de la lengua mandarín, cuatro para pregrado y dos para postgrado. 2) ICDF (Fondo de Desarrollo y Cooperación Internacional), estudios en idioma inglés, 4 años pregrado, 2 años postgrado, 4 años doctorado.
2. En 1954 un técnico taiwanés introdujo en Honduras el cultivo de la tilapia, favoreciendo patrimonialmente por medio de la Secretaría de Agricultura, a pequeños agricultores. Con el tiempo y con la asistencia de Taiwán para el cultivo del pez en jaulas flotantes, Honduras se ha convertido en una de los mayores exportadores de filete de tilapia al mercado internacional.
3. En 1999 la Misión Técnica de Taiwán introdujo el cultivo de la guayaba propia de aquel país, cultivo que es hoy un patrimonio exitoso de muchos hondureños para el consumo nacional y para exportación. Otros productos agrícolas en cuyo cultivo la Misión ha prestado asistencia son: vegetales orientales, aguacate, papa, ajonjolí, soya y cítricos (control de plagas).
4. El aporte técnico de Taiwán en el campo de la porcinocultura ha sido extraordinario. Desde 1993, ha brindado asistencia al proyecto de producción y venta de cerdos y el tratamiento de desechos a fin de producir biogás. Recientemente, la embajadora de la República de China (Taiwán) en nuestro país, doctora Ingrid Y. W. Hsing, y el secretario de Agricultura y Ganadería de Honduras, ingeniero Mauricio Guevara, suscribieron nuevo acuerdo por el cual se proporcionará a los agricultores, cerdos de alta calidad para la producción de carne y el desarrollo de la industria porcina. El ingeniero Guevara, ha agradecido la amplia colaboración de China (Taiwán) en los diversos proyectos de desarrollo agrícola a lo largo de los años.
De igual manera la Primera Dama de la nación, abogada Ana García, que recién ha realizado una visita oficial a aquel país, manifestó a su presidenta, la doctora Tsai Img-wen, el reconocimiento del gobierno y pueblo de Honduras por la cooperación que esa gran nación le ha brindado a Honduras en diversos sectores, lo mismo que la seguridad de que el gobierno del Presidente Hernández Alvarado seguirá fortaleciendo la amistad y solidaridad de Honduras con China (Taiwán).