MP reporta más de 96 denuncias por supuestas mala praxis

Al menos 96 denuncias por presunta mala praxis son las que estan bajo investigación de los fiscales del Ministerio Público, por casos ocurridos en la capital y que han sido reportados en hospitales públicos y privados.
Lo anterior lo confirmó la subdirectora de relaciones públicas del Ministerio Público (MP), Lorena Cálix, quien explicó que la Fiscalía Especial de Derechos Humanos cuenta con una sección de delitos de homicidios culposos y lesiones culposas, que conoce las 96 denuncias interpuestas solo en la capital.
Las denuncias son contra personal médico de diferentes centros hospitalarios, tanto públicos, como privados de la ciudad y que según las familias, han cometido con la mala praxis, lesiones graves e incluso muertes.
Cálix expresó que la investigación en estas denuncias muchas veces se vuelve compleja, el tiempo para esclarecer los hechos puede ser largo. Para fortalecer las investigaciones son vitales las acciones de Medicina Forense.
“De encontrarse responsabilidad penal y con un fallo que emane de tribunal competente, las penas por estos delitos son menores a los que dan con motivo del dolo, es decir cuando hay intenciones de provocar daños a las víctimas”, manifestó.
Cálix precisó que por lo anteriormente expuesto a veces las penas son conmutables, aunque en otras no.

SOSPECHAS DE MALA PRAXIS

La semana anterior, el Centro de Ciencias Forenses del Ministerio Público a través de sus peritos realizaron estudios histopatológicos para aportar información objetiva que permita el esclarecimiento de las causas de muerte de la joven madre Karla del Rosario Ramírez Iglesias (20).
En atención a la denuncia y bajo presunciones, los fiscales de turno decomisaron de inmediato el expediente clínico de la fallecida el cual fue entregado al médico forense, quien con el equipo de especialistas, realizarán un análisis médico para determinar si el manejo de la joven fue el adecuado o no, este equipo de expertos son los que determinarán si hubo o no responsabilidad médica en el deceso reportado.
La necropsia fue solicitada por fiscales del Ministerio Público y por autoridades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), al momento de la realización de la autopsia médico legal, parte del proceso de Medicina Forense cortes histopatológicos de los órganos de la occisa para hacer estudios microscópicos y determinar de manera científica la verdadera causa de muerte.
De igual manera, se tomaron muestras para hacer estudios laboratoriales, después de tener todos los resultados, estos serán analizados por los especialistas quienes en conjunto someten el caso a estudio para llegar a una conclusión y así emitir el dictamen médico legal correspondiente.
Ismael Raudales, director de Medicina Forense expresó que “cuando tengamos todos los resultados estaremos dando a conocer si en el caso de la joven hubo negligencia médica o conocida como mala praxis, no obstante no se puede hablar del caso, sin tener los resultados, además no se puede atribuir responsabilidad médica a los médicos que atendieron a la paciente, serán los análisis científicos que determinarán qué pasó en torno a la muerte” puntualizó.
El expediente de investigación será del conocimiento de la Sección de Delitos de Homicidios Culposos y Lesiones Culposas de la Fiscalía Especial de los Derechos Humanos.
Según los familiares de la joven madre, sí hubo mala praxis en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), con relación al manejo de la paciente, a quien practicamente dejaron morir, 24 horas después de su parto.
Detallan, que la inhumanidad priva en el Instituto Hondureño de Seguridad Social en la atención a los pacientes y a los familiares de estos. En el caso de Ramírez Iglesias, ningún médico o personal del Seguro Social les dio una explicación si quiera de la condición de la paciente y mucho menos, de las decisiones del personal médico, que la sometió a cirugía, de la cual la joven no sobrevivió.
Las autoridades del IHSS solamente se comprometieron a investigar el caso, el MP ya tomó la denuncia en un caso que para sus familiares la joven mamá fue víctima de la mala praxis, después de haber dado a luz a una bebé sana.