Adiós a Dwyane


 
 
 
Si existe un atleta querido, respetado y sumamente admirado en Miami y en todo el país, ese individuo se llama Dwyane Wade, un jugador de baloncesto que militando exitosamente en las filas de los Miami Heat por más de 16 años, fue pieza instrumental para que el equipo floridiano lograra obtener tres campeonatos de la NBA, la Asociación de Balonscesto Profesional de los Estados Unidos. Durante tres temporadas, las de 2006, 2012 y 2013, además de dos vice campeonatos de la NBA, en el 2014 y 2015, Wade fue jugador clave para que los Heat y sus millones de fieles aficionados saborearan con todo esplendor la miel de la victoria.
Durante sus 16 años en Miami, Wade se ganó el corazón de los amantes de baloncesto por su pericia y talento en la cancha, pero también logró el respeto de toda la comunidad con sus múltiples actos filantrópicos. Y los miamenses se dieron el lujo de haber tenido en el 2012, 2013 2014 y 2015, al mejor equipo de la liga profesional, pues en esos años el equipo contó con Wade, pero también se dio el lujo de tener en sus filas al gran LeBron James y al valiosísimo Chris Bosch. Estos tres notables atletas, jugando juntos durante esos cuatro años, le trajeron a la ciudad sureña dos campeonatos (en 2012 y 213) y dos vicecampeonatos nacionales (2014 y 2015) En aquel entonces, los Heat eran los amos de la plaza y tenían sus aficionados viviendo cuatro años espectaculares.
Después LeBron dejó Miami en el 2016 y Wade también se fue, pero volvio en el 2018 al equipo casero, para así finalizar su carrera en Miami. Durante esta, su última temporada, Wade ha recibido sendos homenajes en todas las ciudades en que los Heat jugaron. Él tiene asegurado su asiento en el Salón de la Fama y contará para siempre con el amor, cariño y gran afecto de parte de todos los que lo vimos jugar y el eterno agradecimiento por todo lo que hizo por Miami, dentro y fuera de la cancha.