Vacaciones: viaje y hogar seguro

Por: José Antonio Pereira Ortega
Coronel ® [email protected]
Por razones de espacio, no pude insertar algunas recomendaciones adicionales y que considero importantes para que los compatriotas que piensan viajar en este período de vacaciones de verano, puedan deleitarse sabiéndose seguros en su jornada de viaje, como en los bienes en su hogar y no exponerse a sobresaltos que puedan obligarlos a suspender el viaje.
La mayoría de estas recomendaciones, están sustentadas en la atención a los detalles, la planificación adecuada e importante sentido común, que permitirán que los viajeros se ocupen de todo para disfrutar unas vacaciones de forma segura en todo su entorno.
Limitado a mis conocimientos extraídos de estudios y de mis experiencias manejando sistemas de seguridad personal y de las experiencias en la administración de situaciones críticas y de desastres naturales o antropogénicos o procesos de disturbios sociales muy comunes en nuestro entorno, he estimado conveniente apoyarme y compartir los conocimientos de expertos como don David Lee, un especialista en seguridad, de origen mexicano quien ha publicado un artículo esta semana titulado “Seguridad para antes de salir de vacaciones”, y en el cual expone cinco recomendaciones, que permiten una planeación exitosa de las vacaciones en un marco de seguridad en toda la extensión de las mismas, reduciendo al mínimo las vulnerabilidades para no convertirnos en víctimas de los delincuentes que nos acechan en todo momento y que están atentos a nuestros descuidos para poder consumar sus acciones delictivas en cualquier etapa de sus vacaciones, obligándonos a mantenernos en alerta permanente.
Dice el señor Lee:
“Al salir de viaje, el atender todos los pormenores del mismo y el entusiasmo que nos invade, puede ocasionar que pasemos por alto el dejar las cosas en nuestro hogar como debieron haber quedado, seguras”.
A renglón seguido nos dice: “No debemos olvidar que los delincuentes dedicados al robo de casa habitación, buscan aprovechar los momentos en los que las casas se encuentran deshabitadas, pues les representa un menor riesgo de ser atrapados, de ahí que prácticamente el 90% de los robos suceden sin violencia”.
En su escrito nos presenta las 5 recomendaciones a seguir:

1. Orden y limpieza
Ocúpate de dejar tu jardín bien podado y el patio limpio. Evita dejar escaleras en el exterior que faciliten a un delincuente el escalar y penetrar a tu hogar, así como bicicletas, motocicletas o artículos que llamen la atención y despierten su deseo.
2. Equipos de seguridad
Además del sistema de alarma y cámaras de seguridad, instala dispositivos de encendido automático de luces al caer la noche en el exterior y un sistema de encendido y apagado intermitente en el interior, con el fin de simular la presencia de personas en la casa. En este último, puedes incluso conectar un aparato de radio para que se escuche en distintos momentos del día
No olvides revisar y asegurar puertas y ventanas antes de tu partida y dejar cerradas las llaves de suministro de agua y gas.
3. Apoyo vecinal
Informa a tus vecinos de confianza el tiempo que permanecerás fuera de casa, a fin de que reporten cualquier actividad sospechosa en torno a ella. Asimismo, notifícales si alguien permanecerá o acudirá a tu domicilio durante tu ausencia.
Pide a algún amigo que recoja tu correspondencia y el periódico, evitando que se acumule basura frente a tu hogar. Asimismo es importante que retire cualquier tipo de publicidad o marca dejada o escrita en la reja o banqueta de tu casa, ya que puede haber sido señalado por el cómplice de un delincuente, como una casa deshabitada para ser robada.
4. Empleados domésticos
Considera darles vacaciones al mismo tiempo que las tuyas, con lo cual evitarás que ingrese a tu casa un extraño, ya sea por descuido o por complicidad. Indícales que la casa permanecerá cerrada y que además de los sistemas de seguridad instalados, los vecinos se harán cargo de vigilar y reportar a la Policía la presencia de cualquier persona extraña.
5. Información de seguridad y control
Realiza una fotocopia por duplicado de tus tarjetas de crédito, pasaporte, licencia, visas, comprobantes de compra de cheques de viajero, itinerario, hoteles y documentos importantes para el viaje. Incluye en ellas, los teléfonos para reporte en caso de extravío. Lleva una copia contigo y deja la otra a una persona de tu entera confianza para atender y asistirte ante cualquier eventualidad.
Averigua y lleva contigo los teléfonos de emergencia y asistencia en viaje, así como de contacto con tu embajada y tu médico de cabecera. No olvides los medicamentos o accesorios que requieras para tu viaje. Efectúa una lista y verifica que estén completos.
Como podemos leer son en su mayoría acciones propias de la atención a los detalles, la planificación y el sentido común.
¡Felices y seguras vacaciones!