Humor… con ingenio

Por: José María Leiva Leiva
Todas ellas de autores anónimos, son frases ocurrentes, geniales, frases que destacan el sentido de lo obvio. A veces mordaces, otras veces peyorativas destinadas eso sí, a divertir, a repensarnos nuestro mundo de una forma más jovial, a sacarnos una sonrisa cual terapia medicinal prescrita para hacernos olvidar al menos un rato, el caos, la anarquía, el estrés y la politiquería barata que harta y embrutece. En lo personal, me distrae, entretiene… y reflexiono. Comparto algunas.
“Cuando te esté llevando la chingada, pon algo de música, te seguirá llevando, pero con ritmo”. “Hoy en día la fidelidad solo se ve en los equipos de sonido”. “Arreglar los problemas económicos es fácil, lo único que se necesita es dinero”. “Las canas ya no se respetan, se tiñen”. “La política es el arte de mentir”. “Un político, es aquel que crea problemas para luego darles la solución equivocada”. “Napoleón, cuando quería que algo no funcionara nombraba una comisión”. (Viendo a los politiqueros criollos no parece que hayamos evolucionado demasiado).
“El amor eterno; se sirve en frasco con fecha de caducidad”. “La idea es morir joven lo más tarde posible”. “¡Oh!, gritaba un sabio delante de un aparador cargado de exquisitos regalos: Cuantas cosas que no necesito”. “En la vida está incluida la muerte; y dicen que quizá en la muerte también haya vida”. “La vida, es aquello que pasa mientras tú haces otras cosas”. “En la vida hay que saber qué puentes cruzar, y cuáles quemar”. “Todos tenemos dos vidas; la propia y la que los demás nos otorgan”. “Uno, es tan feliz como su mente le deja ser”. “El dolor que mejor se soporta, es el dolor ajeno”.
“Si tienes tiempo, (no tienes dinero); y si tienes dinero, (no tienes tiempo)”. “El mundo civilizado tiene relojes; el incivilizado tiene el tiempo”. “Si te engañan una vez, tiene la culpa el otro; si lo hacen dos veces, tienes la culpa tú”. “Tres pueden guardar un secreto, si los otros dos son difuntos”. “Las setas son todas comestibles; algunas se comen una sola vez”. “El peor enemigo, es uno mismo”. “La Verdad si es puntual”. “El alma necesita pocas cosas; el cuerpo muchas”. “Dime de qué presumes y te diré lo que no tienes”. “No soy un inútil: al menos sirvo de mal ejemplo”.
“Todo el mundo quiere ir al cielo, pero nadie quiere morir”. “El que nace pobre y feo, tiene grandes posibilidades que al crecer… se le desarrollen ambas condiciones”. “Los honestos son inadaptados sociales”. “La esclavitud no se abolió, se cambió a 8 horas diarias”. “Si la montaña viene hacia ti… ¡corre! es un derrumbe”. “Si no eres parte de la solución… eres parte del problema”. “Errar es humano… pero echarle la culpa a otro, es más humano todavía”. “La verdad absoluta no existe… y esto es absolutamente cierto”. “Hay un mundo mejor, pero es carísimo”. “No hay mujer fea, solo belleza rara”. “Ningún tonto se queja de serlo. No les debe ir tan mal”. “Si un pajarito te dice algo… debes estar loco pues los pájaros no hablan”.
“No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella”. “Felices los que nada esperan, porque nunca serán defraudados”. “La confusión está clarísima”. “Mátate estudiando y serás un cadáver culto”. “Lo triste no es ir al cementerio, sino quedarse”. “Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: “Tire y empuje”. “Dios mío, dame paciencia… pero dámela ¡ya!”. “Nada en vano, todo en vino”. “Si quieres una mano que te ayude, solamente la encontrarás al final de tu brazo”. “La ignorancia es temporal, la estupidez es para siempre”.
“Cuanto más horrendo sea el corte de pelo, más despacio te crecerá”. “Los amigos van y vienen, los enemigos se acumulan”. “Envejecer es el único medio de vivir mucho tiempo”. “Daría todo lo que sé por saber la mitad de lo que ignoro”. “En las guerras, los soldados reciben las balas y los generales las medallas”. “El dinero no trae la felicidad, pero cuando se va, se la lleva”. “La amistad es como la mayonesa: cuesta un huevo y hay que tratar que no se corte”. “La inactividad sexual es peligrosa, produce cuernos”. “Me gustaría irme a vivir a mi imaginación”.
“Los sabios hablan porque tienen algo que decir, los tontos porque tienen que decir algo”. “Perdón por llegar tarde, es que no quería venir”. “Antes era indeciso, ahora no sé”. “Hay vecinos tan generosos que ponen música para toda la cuadra”. “En una sociedad de hipócritas los sinceros son los malos”. “La burla, es el medio que emplea el ignorante”. “No perdiste a nadie, te perdieron a ti”. “El poder no corrompe, desenmascara”. “No todos los que vagan están perdidos”.
“El orgullo separa más que la distancia”. “Quien vive del orgullo, al final muere de soledad”. “Muchos te amarán por lo que eres, y otros te odiarán por la misma razón”. “Cuando la gente mediocre no entiende, te ataca”. “Es difícil liberar a los tontos de las cadenas que reverencian”. “Cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión”. “Tal vez este mundo es el infierno de otro planeta”. “La envidia es una declaración de inferioridad”. “El hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde”. “Se necesitan dos años para aprender a hablar y 70 para aprender a callar”.