Los acuerdos de Punta del Este

Las primeras disposiciones legales distributivas de la tierra en América surgieron de los conquistadores reyes de España para controlar la creciente inconformidad de los nativos. Empezó con carta de fecha 20 de septiembre de 1538 enviada desde México por Hernán Cortés al Consejo de Indias, informando sobre la tenencia de la tierra entre los indígenas. Después los reyes emitieron reales cédulas, ordenanzas y leyes regulatorias. Como Estado Honduras publicó el 12 de marzo de 1878 la Ley Agraria.
En fecha 26 de septiembre de 1962, se publicó la primera Ley de Reforma Agraria por el gobierno de Ramón Villeda Morales en cumplimiento a los acuerdos de Punta del Este, donde él asistió. Esto tiene sus orígenes en injusticias sociales no resueltas oportunamente provocando en América Latina terribles conflictos que incluyó surgimiento de guerrillas con rápida expansión continental y propósitos de independencia.
El presidente John F. Kennedy advirtió correctamente que su país así perdería influencia en la región. Entonces el 13 de marzo de 1961 con los diplomáticos reunidos en la Casa Blanca les presentó plan a ser aprobado en la Cumbre Punta del Este, Uruguay.Allá los mandatarios del continente para resolver la incontrolable conflictividad acordaron impulsar programas de reforma agraria, vivienda, salud, trabajo, educación y otros orientados a mejorar la vida, especialmente de los más pobres, auxiliados con fondos de Alianza para el Progreso. Dio resultado para el propósito de Estados Unidos, y para nosotros un período de crecimiento económico y social. Después de Villeda Morales los demás gobiernos civiles no han podido ejecutar satisfactoriamente los acuerdos de aquella cumbre, más bien en la administración de Rafael Leonardo Callejas, se aprobó la Ley de Modernización que anuló la Ley de Reforma Agraria y otras acciones positivas de las Fuerzas Armadas con los resultados desastrosos que sufre el pueblo hondureño.
Tiempo atrás ante el resurgimiento de los conflictos se recurrió al poder de las Fuerzas Armadas que debieron asumir el gobierno que ostentaba Ramón Ernesto Cruz y con decisión impulsaron los acuerdos de Punta del Este: Oswaldo López Arellano que aprobó el Decreto Agrario No. 8, la última Ley de Reforma Agraria el 30 de diciembre de 1974 y Plan Nacional de Desarrollo; Juan Alberto Melgar Castro que derogó las concesiones bananeras, haciendo posible expropiarles 32,000 hectáreas, siendo director del INA Rigoberto Sandoval Corea; y Policarpo Paz García que compartió y pasó el Gobierno a los civiles. Es urgente aplicar un plan nacional de desarrollo y ejecutar acciones en materia agraria, sobre el cual en este diario el 20 de febrero del 2017 hice propuesta viable, para generar riqueza y trabajo en el campo y la ciudad, dotando a la gente de insumos y tecnología moderna. El gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para conseguir la paz acordaron entre otros “impulsar un programa de reforma agraria” y la poderosa Conferencia Episcopal en un comunicado público demanda: “En Honduras no deben haber campesinos sin tierra”.
La empobrecida población hondureña da un rumbo claramente peligroso para todos. La causa originaria de los miles de migrantes es un asunto nuestro que causa graves problemas a Estados Unidos y otros países, que debemos resolver con un gobierno fuerte que tome la decisión política de ejecutar los acuerdos de Punta del Este, que ahora tienen plena vigencia, nos ayudarán a combatir la pobreza y evitar una catástrofe social.
Abogado Armando Matute Fortín
Tegucigalpa, M.D.C.