SAG toma muestras de animales que tuvieron contacto con bovinos muertos en Santa Bárbara

Las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa), adscrita a la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) en referencia a la notificación de mortalidad de bovinos en la comunidad de la Arada, Santa Bárbara, expresan que desde hace dos días las brigadas de campo se apersonaron a la finca y a la zona a realizar el levantamiento de la información epidemiológica y establecer las medidas correspondientes.  
En entrevista con el ganadero, informó que “la cantidad de animales que murieron son 8 los cuales fueron incinerados inmediatamente”, lo que imposibilitó la toma de muestra en los animales muertos. 
A su vez los técnicos del Senasa, en compañía de otras dependencias de la SAG, realizaron la inspección de los animales que estuvieron en contacto con los animales muertos, mismos que no presentan signos de enfermedades infectocontagiosas, y a los cuales se les tomó muestra de sangre completa, suero y de heces y en cuyos resultados de laboratorio no se encontraron problemas.  
Así mismo el propietario, comentó que aproximadamente tiene 1 año y medio de no aplicar vacunas, por lo que es importante señalar que en esta época los animales son susceptibles a padecer enfermedades clostridiales, porque es necesario que los productores mantengan un control sanitario específico, para evitar esta situación.  
Durante los dos días de labor en campo los técnicos del Senasa y demás dependencias de la SAG, también se desplazaron en la zona en busca de casos similares, visitaron a productores de los lugares afectados quienes reportaron no haber tenido casos de muerte. 
También levantaron datos epidemiológicos de las fincas, las cuales están en proceso de evaluación, sin embargo, la característica de la zona es: seca y la alimentación de los animales es limitada, por lo que se recomienda a los productores prepararse con alimento durante la época de lluvia y almacenar para el verano ya que la falta de alimento es un factor desencadenante de cualquier enfermedad.