Maestros exigen una jubilación digna

Escuelas, colegios, universidades y calles cerradas dejó este viernes la protesta de maestros en rechazo a la Ley de Reestructuración del Sector Salud y Educación, aprobada el jueves por el Congreso Nacional.
Las manifestaciones iniciaron a tempranas horas, cuando un grupo de encapuchados cerró las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), colocando candados en los portones principales.
A esa misma hora, docentes de varias organizaciones magisteriales se tomaron el edificio de la Dirección Departamental de Educación de Francisco Morazán, impidiendo el ingreso del personal administrativo.
Posteriormente comenzó la toma de varias escuelas y colegios de la capital, entre estos el Instituto Central Vicente Cáceres, donde varios estudiantes, en solidaridad con sus profesores, cerraron sus portones.

Estudiantes del Instituto Central quemaron llantas en el bulevar Fuerzas Armadas.

CAOS VEHICULAR

Acto seguido, salieron a quemar llantas al bulevar Fuerzas Armadas, a la altura de la colonia Tiloarque, en Comayagüela, donde obstaculizaron el tráfico vehicular por al menos 45 minutos.
En tanto, los docentes que protestaban en la departamental, salieron en caminata por ese mismo bulevar, hacia Casa Presidencial, al tiempo que gritaban consignas en referencia al decreto ley que, según ellos, les afecta en su estabilidad laboral.
Luego de un pequeño mitin frente a la Casa de Gobierno, los manifestantes continuaron su marcha hasta llegar al bulevar Centroamérica de Tegucigalpa, donde se tomaron esa vía pública, causando un pesado congestionamiento vehicular.
A las protestas, se sumó un grupo de estudiantes y catedráticos de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), previo a haberse tomado los portones de ese centro de estudios superiores.
Luego, la manifestación se concentró en esa calle del bulevar en mención, frente al edificio del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema), lugar en el que se mantuvieron hasta el mediodía.

Los estudiantes se tomaron las instalaciones de la UPNFM.

RECHAZAN NUEVA LEY

El presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Leonel Escoto, manifestó que «los maestros estamos rechazando esa ley, porque viene a lacerar los sagrados derechos a la educación y la salud”.
De su lado, el dirigente del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), Yuri Hernández, señaló que no están dispuestos a aceptar ese nuevo decreto, “porque se dejaría a muchos compañeros docentes sin trabajo”.
De igual manera, la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ADUNAH) se manifestó en contra del nuevo decreto de reestructuración del sistema educativo y sanitario, porque lo consideran lesivo para ambos sectores del país.
En tanto, la dirigencia del Colegio Profesional Superación Magisterial de Honduras (Colprosumah) no apoyó las protestas de sus colegas, debido a que no consideran necesario ese tipo de acciones.

MINISTRO
LEY MEJORARÁ LA EDUCACIÓN
El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, negó que se tomen acciones administrativas contra los docentes manifestantes, pero afirmó que no era necesario protestar por algo que beneficiará la educación. «Creemos que no es necesario protestar por una ley que viene a mejorar el sistema educativo público y no se trata de despidos, como señalan los docentes”, aseguró Bueso.
PARO EN CHOLUTECA
CHOLUTECA. Un paro indefinido de labores educativas determinaron los docentes de este departamento, en asamblea informativa, con la finalidad que se suspenda la Ley de Transformación del Sistema de Educación y Salud que es considerada lesiva a sus intereses.
Unos 3,000 docentes participaron en la asamblea informativa en el Instituto “José Cecilio del Valle”, donde el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Geovany Martínez, explicó que “están dejando amarrado el presupuesto en Salud y Educación donde dispondrán a su antojo; la maniobra será cancelar algunas funciones, como bibliotecas y salas de computación”.