Agroindustriales alertan que no hay condiciones para importar maíz

No hay condiciones para solicitar un desabasto de maíz y proceder a importarlo, en virtud que el productor nacional, todavía está cosechando, alertó el dirigente agroindustrial de la zona norte del país, Emín Abufele.
Aprobar importaciones de ese grano básico en la dieta alimenticia de los hondureños sería como castigar al productor nacional, quitarle el incentivo que actualmente tiene.
“No se debe en este momento otorgar licencias por desabasto”, sugirió Emin Abufele.
La fuente citó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha establecido con absoluta claridad que se tienen que reducir las exoneraciones.
“No es posible que tengamos que pedir licencias para exoneraciones hasta para importar la comida, lo que debemos hacer es proteger e incentivar al productor del campo para que se desarrolle”.
Lo ideal es ser autosuficientes, por lo menos en el maíz que demanda la población a criterio del dirigente agroindustrial.
Emin Abufele adelantó que esperarán a a conocer a cuánto asciende la cosecha nacional para iniciar las negociaciones de compra de maíz al productor nacional por parte de la agro industria.
“Hay que esperar a que concluya la cosecha de postrera para evaluar la posibilidad de compra. Siempre la agroindustria ha garantizado la compra de la cosecha nacional de maíz”, insistió.
“En consecuencia, no hay razón para estar importando maíz cuando podemos abastecer el mercado local, de forma correcta y adecuada con la producción nacional”, concluyó.
Es prioridad del gobierno a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), fomentar la eficiencia en el campo de la producción y propiciar la justa distribución de la riqueza. Mientras, la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) dirige la Política Comercial de Honduras.
La demanda nacional de maíz es de 24 millones de quintales, incluyendo el consumo de tortillas y alimentos balanceados, pero solo producen 12 millones de quintales.
El 54 por ciento del maíz, destinado para harinas y alimentos balanceados se produce en Olancho, el 21 por ciento en Yoro, el 19 por ciento en El Paraíso y el 10 por ciento restante en Santa Bárbara, Cortés y Atlántida.